Tecnología

Review de las librerías AMT TrueCab IR, impulsos de respuesta para emular altavoces

    En este artículo...

La empresa rusa AMT Electronics lanzaba al mercado hace escasos meses cinco packs de archivos de impulsos de respuesta, que capturaban el sonido de otros cinco muebles de altavoces para guitarra. La compañía se encerró en el estudio para capturar digitalmente 20 combinaciones de micrófonos y posicionamiento de los mismos con cada una de las pantallas de guitarra, que dio como resultado cada uno de los 20 archivos que recibimos al adquirir uno de sus packs de modelado.

Así pues, cuando uno compra el pack de impulsos de respuesta de, por ejemplo, una pantalla Orange 2x12”, recibe en su disco duro 20 archivos formato .WAV, cada uno de ellos correspondiente a una configuración de micro y posición. ¿Qué hacer con esos archivos? Existen programas especialmente pensados para abrir esos archivos, para que podamos usarlos como si fuese un plugin cualquiera, y grabar en nuestro ordenador con ellos. Aplicados sobre una pista con un sonido de distorsión que provenga de nuestros previos, pedales o cabezales, nos ayudará a tener el carácter de la pantalla, micro y posicionamiento deseados.

True Cab

Ahora que ya hemos descrito brevemente en qué consiste el uso de los impulsos de respuesta, pasaremos a explicar nuestra experiencia con el pack de AMT, llamado True Cab IR, y que en el día en que hicimos las pruebas, estaba compuesto por los siguientes modelos de pantalla — uno de los cuales, el 1960A, se ofrece de forma gratuita —.

Actualmente, la marca ha ampliado el abanico de opciones, y también ofrece una pantalla 2X12” de Orange y del mueble de un combo Fender 65 Twin Reverb, aunque no estaba disponibles a fecha de esta review.

Collage AMT TrueCab

Opciones de Uso

Al descargar el archivo, nos llega en varias versiones: algunas de ellas están en el formato idóneo para los propios productos hardware de la marca, como el Pangaea CP100 o el CP100Fx. Sin embargo, nosotros vamos a emplearlos con el player gratuito de impulsos NadIR, un plugin pensado para abrir en nuestro programa de grabación predilecto, y que incluso es capaz de cargar dos de estos archivos a la vez, con la finalidad de combinarlos. Efectivamente, en la descarga encontramos una carpeta llamada “Other Platforms”, donde encontramos los 20 impulsos en formato .WAV, y a máxima calidad. También hemos probado a cargar estos impulsos en pedales o multiefectos con capacidad de aceptarlos, como Atomic Amplifire, lográndolo sin ninguna clase de problema.

Amt Pangaea
Los archivos vienen en versiones específicas para el Hardware propio de la marca, o en versión genérica para su uso en otras plataformas.

Sonido

En general, todos los impulsos incluídos entregan sonidos de utilidad. La empresa insiste en que han tratado de ofrecer una colección útil, sin sonidos de relleno. Los nombres de los archivos describen razonablemente el tipo de micrófono y su posición respecto al cono, con lo cual sirven de orientación de lo que estamos eligiendo (micro dinámico o de condensador, en el borde o en el centro del cono, etc.). Lo cierto es que muchos de ellos resultan familiares a los que estén acostumbrados a oír pistas reales de amplificadores en estudio. Incluso encontramos impulsos marcadamente oscuros pero con cuerpo, o delgados pero con brillo, que sospechamos que están pensados para ser usados como refuerzo para otro impulso principal y más en primer plano.

Los sonidos de Marshall dan un buen resultado general, con una sensación agradable y un carácter de la marca bien capturado. En general, la de la marca británica del panel dorado nos ha parecido la mejor colección, aunque también nos ha resultado estimulante la pantalla Orange 1X12”, con la que con facilidad hemos obtenido sonidos añejos. Creemos que puede ser una buena herramienta para aquellos guitarristas que habitualmente utilicen sonidos de carácter vintage o incluso con fuzz, ya afortunadamente presenta afinidad con dichas sonoridades.

Marshall 1960

En cuanto a las pantallas Vox, nos ha costado un poco más obtener un carácter cercano al sonido crujiente pero acampanillado que buscábamos. Está claro que el previo o cabezal con el que combinamos tiene un peso enorme en el resultado final, por lo que no decimos que la emulación tenga la culpa. Pero sí que es cierto que las otras librerías de pantallas nos han puesto las cosas algo más fáciles. A continuación os ofrecemos varios cortes de audio, con tres impulsos elegidos al azar de cada una de las cinco pantallas emuladas. Os recomendamos auriculares, o unos buenos monitores ya que algunas presentan diferencias muy notables, pero otras son sutiles.

Orange PPC112

Cond Cap 2"
Dyn Cap 0"
Cond Cap 4"

Vox Ac30C2

Cond Cap 4"

Dyn Cap 0"
Dyn Edge 45

Vox AC30HX2X

Cond Cap 0"
Cond Edge 45
Dyn Edge 0"
Dyn Edge 4"

Marshall 1960A

Cond Cap 2"
Cond Edge 0"
Dyn Edge 45

Marshall 1960AV

Cond Cap 2"
Dyn Cone 2"
Dyn Edge 2"

Comparativa con multiefectos y sus simulaciones de pantalla

Otra de las pruebas que quisimos hacer con ellos era la de ver hasta qué punto podían modificar (o a veces, mejorar) la respuesta de nuestros multiefectos digitales con sus propias emulaciones incorporadas. Para ello, sometimos a prueba tres emuladores que teníamos a nuestro alcance: Eleven Rack, Axe FX Ultra y Atomic Amplifire. La prueba consistió en comparar su respectivo sonido Marshall de fábrica (con todos los controles de EQ al cinco y sus opciones por defecto) con la emulación de pantalla de stock, con los mismos sonidos pero con la pantalla en Bypass, y sustituyéndola por los impulsos de AMT. Os ofrecemos el curioso resultado.

Pantalla "Stock" AMT TrueCab IR
Eleven Rack
Atomic Amplifire
Axe FX Ultra

Combinaciones de más de un impulso

Por último, también quisimos averiguar cuán complementarios son los impulsos entre sí. Como ya hemos mencionado antes, algunos sonidos parecen pensados para reforzar a otros impulsos más principales. Esto es algo nada extraño en un estudio de grabación con amplis reales, en que unos micros en la sala pueden aportar simplemente una cierta cantidad de graves, como complemento a las señales de otros micros. Al mezclarlos, se obtienen resultados interesantes con mayor riqueza tonal. Incluso decidimos panoramizarlos, para obtener un sonido diferente por cada altavoz. En el audio siguiente, hemos combinado dos impulsos de respuesta parecida, pero panoramizados al 100%. En algunos momentos, hemos silenciado un canal u otro, para poder apreciar mejor los detalles.

Dos impulsos AMT TrueCab IR en Estéreo

Conclusión

Las librerías AMT TrueCab IR tienen varios aspectos acertados: la presentación de los archivos es sencilla, así como su etiquetado, razonablemente descriptivo. Las emulaciones de las pantallas Marshall nos han gustado, así como la de Orange, que ofrecen colores suficientemente diferentes, pero todos usables y con sentido. Con las de Vox, tenemos una sensación algo más vaga, puesto que no nos puso fácil llegar a su carácter tradicional. Aún así, el uso de estas librerías supuso una forma barata (8 dólares por librería) de obtener sonidos a la altura tecnológica de grandes unidades de cientos (o miles) de euros.

No podemos evitar destacar que este formato de trabajo siempre estará sujeto a nuestro buen o mal criterio a la hora de elegir el previo, pedal o cabezal que nos entregue nuestro tono, que más tarde será complementado por los impulsos. Después de todo, el impulso sólo es algo que esculpe la respuesta del altavoz al que, teóricamente, conectamos un cabezal. Pero no es el cabezal en sí mismo, ni tiene capacidad de ecualizar, ni distorsionar como lo haría un previo. Compramos una pantalla Orange, pero no un ampli Orange. Es algo de lo que hay que ser consciente, pero que puede desconcertar a algunos usuarios.

Más información | AMT Electronics

¿Te gustó este artículo?
7
Comentarios
  • #1 por gallagher el 23/03/2017
    Buen curro, si señor. Yo tengo ya tantas IRs que me estoy empezando a volver loco a la hora de elegir cual poner. Aun asi les echare una oreja a las que tienen de prueba a ver que tal van.
    1
  • #2 por portog36 el 23/03/2017
    Interesante articulo.

    #1 Jajaj..y yo,tanta coleccion que al final uso aquellos que ya se que me gustan casi siempre
  • #3 por Anjer el 24/03/2017
    Anda que no habré dado vueltas buscando entre las de RedWirez, y otras que iba pescando por ahí... y venga, voy a meter de esta otra pantalla, y de este otro tipo de altavoz, y de este altavoz que me gusta, pero en otra pantalla, y de cada una varios micros y... ¡aaalamieeerrdaaa!, encontré tres o cuatro de Ownhammer y un par de ellas de God's Cab que son las que estoy usando para todo, limpios, sucios, crunch...
    Todas con vintage30. Es lo que hay, por más vueltas que dé, acabo siempre volviendo a ese altavoz, me gustan otros, pero sieeeempre acabo volviendo a ese, y preferentemente en pantalla Mesa Boogie. Algo tendrán, claro, para costar ese pastizal infame.
    1
  • #4 por souldrainer el 24/03/2017
    :jajajaja: Igualito me pasa a mí :jajajaja: :jajajaja:
  • Ban
    #5 por El increíble Hombre-Falo el 24/03/2017
    Pues yo las sigo viendo planas y sin dinámica... prefieroo micros al ampli y en cada micro buscarle la postura, que como ya sé dónde encontrar el punto justo que me gusta tardo poco en ponerlo.

    Evidentemente a aquellos que no tenemos (y probablemente nunca lo tengamos) el gear que queremos les puede apañar y ser de utilidad, o para producir en casa e incluso a los mercenarios para minimizar el equipo a mover en sus compromisos y que con una pedalera de emulación y sus impulsos les sirva (igualmente tampoco los veo imprescindibles, que yo usaba el Pod saliendo a PA sin más y nadie me criticó nunca nada).

    Que al final se impondrá? Ya veremos, pero desde luego hacia allí vamos de momento... Yo de momento "necesito" un sonido más vivo.
  • #7 por Wahwahman el 26/03/2017
    Es todo un mundo este y, depende de donde cargues los impulsos, suena distinto. No he probado NadIR porque no está en AAX, pero con mixIR2 de Redwirez y con IR1A, las cosas suenan un poco distintas. Me suena mejor el IR1A de Mellowmuse.
    1
  • #8 por Wahwahman el 26/03/2017
    Las diferencias son sutiles, pero las hay.
    1