Amplificadores

Review de Boss Katana Air, el ampli que funciona "sin cables"

Cuando hace unos meses Boss anunció la existencia del nuevo Katana Air puso todo el empeño en hacer notar que este ampli podía librarnos de la molestia de ir acarreando cables. Su inalámbrico incorporado, su capacidad de recibir audio via bluetooth, su funcionamiento a pilas y la posibilidad de editar sus presets desde el teléfono, hacen que la preparación de nuestras sesiones de prácticas que reduzcan al mínimo, tendiendo casi todo resumido en nuestro ampli, la guitarra y nuestro teléfono.

En Guitarristas hemos tenido la oportunidad de sentarnos frente al Katana Air de Boss y poner a prueba sus múltiples capacidades. En la review que os presentamos, repasamos paso a paso su rendimiento al examinar cada una de ellas. 

Aspecto externo

A pesar de que el Boss Katana Air forma parte de un sector de la amplificación relativamente moderno (el de los amplificadores estéreo de sobremesa, popularizados por productos como el yamaha THR), no ha habido grandes riesgos ni aportaciones destacables en lo estético: se ha usado el color por excelencia en los amplis (el negro) y los botones y potenciómetros son de una estética bastante común. En general, sigue todas las líneas marcadas por la serie Katana, siendo el asa de acabado cromado la única seña de identidad de este modelo.

Nos parece un aparato de una resistencia adecuada considerando que no deberá sufrir grandes abusos, ya que está pensado para ser un amplificador sobretodo doméstico. Sin embargo, los materiales no son muy lujosos, siendo la mayoría piezas de un plástico propio de las gamas medias o bajas. Pero insistimos, no vemos puntos débiles destacables que comprometan su vida útil. Lo que sí nos gusta es su ligereza y su tamaño, capaz de caber en una mochila no muy grande.

Boss Katana Air

Prestaciones y facilidad de uso

El Katana Air tiene su fuerte en las prestaciones: Boss ha incluido en este aparato un gran número de posibilidades de uso, y todas ellas las desempeña bastante bien, algunas incluso excelente.

Capacidad inalámbrica

Posiblemente, la más atractiva y publicitada por la marca es la opción de usarlo totalmente sin cables (de ahí lo de “Air”). Lleva un inalámbrico incorporado que se carga en el propio amplificador, y nos ahorra tener que usar cable de guitarra. Funciona fantásticamente y está incluido en el precio, a diferencia de su competidor principal, la gama Spider de Line 6. En que tenemos que comprar el emisor por separado. Eso sí, Boss advierte que este tipo de emisores pueden dar problemas con algunas pastillas activas debido al uso de su conector de ¼” estéreo. No experimentamos ningún fenómeno adverso durante el período de prueba en forma de interrupciones o interferencias, y auguramos que, usándose en un entorno doméstico, los problema de este tipo no deberían ser tan de riesgo como en escenarios.

Boss Katana Air

La ausencia de cables también beneficia a otras áreas: el amplificador puede funcionar a pilas, y podemos enviar la música de nuestro móvil (sea cual sea la fuente) via bluetooth para poder escucharla o tocar sobre ella. Y otra posibilidad es la poder configurar nuestros ajustes desde el móvil, sin cable alguno. Hemos puesto a prueba todas estas funciones, y las hemos hecho funcionar a la primera, con lo cual, consideramos que Boss ha logrado integrar funciones cómodas y sin necesidad de configuraciones muy complejas. La experiencia general ha sido muy positiva, y dan ganas de tocar más a menudo, una cualidad vital en un amplificador doméstico.

No obstante, si tuviésemos que destacar algún pequeño inconveniente podríamos mencionar varios. Uno de ellos es no disponer de auriculares inalámbricos. Es verdad que ese factor podría incorporar un cierto retraso en la transmisión y quizás no sea técnicamente fácil de llevar a la realidad, e incrementaría el precio. Veamos si el futuro de este tipo de amplis nos trae, por primera vez, esta prestación.

Otro pequeño problema es que no vemos la forma de cambiar de preset si no es manualmente desde el móvil o desde el panel físico del amplificador. Tal vez Boss nos sorprenda más adelante, y lancen un pedal controlador via bluetooth que cambie nuestros presets. Realmente vale la pena, ya que el Boss Katana Air, como mencionaremos en la review permite un sinfín de sonidos diferentes gracias a su extensísima paleta de efectos.

Boss Katana Air

Como altavoz Bluetooth

Una de las ideas que están siempre presentes en esta nueva hornada de amplificadores de sobremesa estéreo es la posibilidad de que no sean sólo para guitarra sino que, en general, realicen la función de altavoz bluetooth para la música que escuchamos desde el teléfono.

El Boss Katana Air no es una excepción y permite escuchar toda la música que reproduzcamos desde el teléfono, incluyendo el sonido de películas, series o videojuegos. Es muy fácil de emparejar con nuestro teléfono y el volumen se ve afectado por control master del propio amplificador, con lo que no tenemos que coger ni desbloquear el movil para regularlo. La calidad de sonido es más que correcta, tal vez con una menor respuesta en graves, pero aún así resulta competente. La proyección estéreo no es espectacular, ya que el amplificador no es grande y los altavoces están bastante juntos, pero tampoco suena pequeño, apelmazado ni ahogado. La claridad es buena.

Boss Katana Air

Como ampli de prácticas

Como amplificador de prácticas resulta idóneo, ya que combinado con todas las funciones anteriores, la diversión puede venir tanto de, simplemente, tocar por placer, como estudiar sobre pistas de acompañamiento que haya en nuestro móvil o, como veremos más adelante, grabar.

El sonido es más que interesante, mantiene el carácter tonal que muchos habéis podido experimentar en los amplis Boss Katana, disponiendo de sonidos que van desde los limpios totales a los más distorsionados, siempre con la posibilidad de añadir los efectos que deseemos (distorsiones, modulaciones, reverberaciones y delays siempre disponibles, pudiendo usar 3 a la vez), y con la capacidad de guardar memorias (seis en el propio aparato, pero virtualmente ilimitadas usando el teléfono).

Boss Katana Air

Cuando no usamos el teléfono y configuramos el amplificador desde el panel, es posible entrar en alguna confusión ya que hay varias funciones concentradas en cada potenciómetro, pero no es nada que un poco de costumbre y un vistazo ocasional al manual no pueda resolver. Y, en realidad, es algo que solo ocurre en la sección de efectos: la sección de amplificador es tan simple que no vemos forma de hacerla más fácil de usar.

Una mención necesaria es la increíble variedad y calidad de los efectos disponibles: Boss es la marca de los efectos por excelencia, y esto es algo que han deseado representar y mantener en su línea de amplificadores. Si bien la sección de emulaciones de amplificadores no es muy extensa comparado con algunos de sus competidores como Line 6, la colección de efectos está muy lograda: todos ellos suenan muy bien, tienen una capacidad de ajuste pocas veces vista en este tipo de amplis (por ejemplo, el chorus tiene la frecuencia e intensidad por duplicado, un set para graves y otro para agudos), e incluso encontramos armonizadores inteligentes con varias voces y un tracking y capacidad de personalización que hace 15 años jamás hubiésemos esperado en un ampli “doméstico”.

En este punto es donde volvemos a echar en falta algún pedal conmutador para poder sacarle partido a todo este arsenal, y poder usarlo a la hora de hacer videos para Youtube, sesiones de prácticas con backing track o pequeños ensayos caseros con algún compañero.

Boss Katana Air

Como interfaz de audio

También decidimos probar a grabar nuestros temas usando el Katana Air como interfaz de audio. No es una mala idea: de un golpe tenemos tres funciones muy necesarias en una grabación: la interfaz propiamente dicha, sonidos cargados por un DSP dedicado en lugar de tener que usar un plugin, e incluso altavoces estéreo para tener una cierta referencia de lo que estamos grabando.

En otras palabras, si tenemos poco espacio en casa o queremos un segundo equipo de grabación para nuestra residencia vacacional y deseamos grabar con algo muy compacto, solo necesitamos nuestra guitarra, un portátil y el Katana Air. Lo mejor de todo es que Boss ha tenido el detalle de incluir dos buses de grabación: uno con los sonidos procesados de ampli y efectos que está produciendo el Katana, y otro con la señal seca.

Esto es fantástico para aquellos que quieran capturar una idea en el momento que nace, pero deseen guardar la pista seca para más tarde reamplificarla con un plugin o un ampli real en su estudio completo. Incluso es posible reamplificar con el propio Katana Air usando el cable USB. Esta prestación, también presente en la línea ID:Core de Blackstar y los nuevos HT Venue, nunca deja de sorprendernos, ya que años atrás era algo exclusivo de equipos profesionales y hoy está al alcance de muchos usuarios.

Boss Katana Air

Sonido

Los sonidos del Katana Air son dinámicos, y agradables de tocar. Tonalmente no son recreaciones de altísimo nivel comparables a los emuladores modernos de alta gama, pero aún así tienen lo suficiente para poder tocar cómodamente y que las respuestas a nuestras acciones sean naturales. Los armónicos, palm mute, diferentes intensidades de la púa y otras variaciones pequeñas tienen su efecto, y lo tienen de una forma convincente, o al menos son más que suficientes para poder practicar un repertorio completo sin tener que adaptar nuestra técnica ni exagerarla para obtener resultado.

Sonido limpio
Sonido crunch
Sonido Lead
Sonido "Brown"

Los sonidos a medio camino entre la saturación y el limpio son los más difíciles de obtener con calidez, pero con un poco de investigación es posible lograr buenos sonidos en ese campo. En ocasiones tendremos que probar a reducir sensiblemente la ganancia en el modelo “Crunch” o bien probar diferentes tipos de overdrive con los canales limpios.

Crunch Chorus  
Saturación tipo "Fuzz"
Delay
Tremolo
Reverb con modulación
Armonizador
Slicer
Sintetizador
Altavoz giratorio
Octavador

Al grabar, el Katana Air nos ofrece varios tipos de respuesta de la salida de línea (unos más orientados a tocar en vivo y otros a la grabación) y varios tipos de respuesta de altavoz. Estas variaciones no parecen estar todas disponibles cuando tocamos normalmente por los altavoces del Katana, pero sí cuando grabamos a un ordenador via USB. Por ello, al escuchar los resultados grabados, oímos el efecto de dichas variaciones en la salida, y nos han parecido muy eficaces. Insisitimos, no sustituirá a tu Helix, Axe o Kemper, pero sí estamos convencidos de su capacidad de acabar dando el pego en el contexto de una mezcla completa.

Line Out

Modo Rec
Modo Live
Modo Blend

 Cab Res

Vintage
Modern
Deep

Conclusión

Nos ha encantado el Katana Air: recoge algunas de las innovaciones hechas por marcas como Line 6, Yamaha y Blackstar en el terreno de los amplificadores domésticos, reúne algunas y aún aporta algún motivo de peso adicional. Hablando sólo de prestaciones (y no de las cuestiones subjetivas de sonido) nos parece uno de los amplis de prácticas más completos de todos. O casi, ya que sí que echamos verdaderamente en falta alguna posibilidad de conmutar los canales o presets del ampli, algo que sus competidores sí tienen en algunos modelos.

No obstante, aquí el gran problema es el precio. No es que creamos que toda la tecnología que lleva incorporada el Boss Katana Air sea barata, o que el trabajo que haya detrás del diseño de programación de todos sus efectos no cueste dinero. Es simplemente que, tradicionalmente, el sector de amplificadores domésticos no suele escalar por encima de los 400 euros, y nos preocupa que muchos usuarios puedan desestimar la opción del Katana por tener que hacer frente a una suma semejante. Por ejemplo, su competidor más directo es el Line 6 Spider V60, que aún sumándole el precio del emisor inalámbrico, aún sigue siendo más económico.

Recomendamos el Katana Air como amplificador doméstico, ya que con seguridad será una incorporación muy valiosa para todas las personas que deseen reviltalizar un poco su interés por la guitarra y es idóneo para las personas que disponen de poco tiempo libre, ya que con el Katana Air el proceso es enchufar, poner una pista de acompañamiento desde el teléfono y tocar, así de simple. Pero tal vez con precios que estuviesen más cerca de los 350 euros, nuestra recomendación sería más entusiasta.

Boss Katana Air

 

¿Te gustó este artículo?
10
Comentarios

Regístrate o para poder comentar