Amplificadores

Randall RH 150 G3 a prueba

Características

  • Amplificador hibrido
  • 150W de potencia, con etapa de potencia mosfet
  • 2 canales con boost en el canal limpio y 2 ganancias distintas en el canal overdrive.
  • Loop de efectos
  • Formato cabezal
  • Reverb independiente a los dos canales
  • Válvula Ecc81 en el previo

Review

Este amplificador da una variedad tonal impresionante, algo que casi no te esperas de sus dos canales.

En el canal limpio, tenemos los siguientes controles: graves, medios y agudos como ecualización, reverb, y level, además dispone de un swich para el boost limpio. Este boost tiene el defecto por decirlo de alguna manera de no ser regulable, tan solo o lo quieres o no, pero he de decir que está en un nivel de amplificación extra muy bien pensado, para que exista ese boost pero sin que ello produzca un excesivo realce de tu sonido, o menos de lo necesario. El boost se puede activar por pedalera al igual que la reverb.

En cuanto a la ecualización da un gran margen tonal, y hay que recalcar que este amplificador esta "algo pasado" de graves, y hay que cogerles el punto. Sobre este canal no hay mucho más que decir, se lleva estupendamente con las saturaciones.

Pasamos al canal overdrive. En este nos encontramos con algún control más; veamos, tenemos level y reverb igual que en el canal limpio y la ecualización también, graves medios y agudos, pero nos encontramos con que los medios tienen un switch llamado Voicing. Este swich lo que produce es un cambio en las frecuencias medias a recortar.

Por otra parte tenemos el control Contour; es un control muy útil y muy flexible, nos permite una cantidad de tonos impresionante. Digamos que sirve para elegir cuan afilada queremos que sea nuestra distorsión; cuanto más bajo, más gordota y grave, pero a medida que subimos este control nos empiezan a invadir los tonos pantarescos típicos en Randall.

En el apartado de ganancias tenemos la ganancia 1 o vintage. Esta ganancia tiene de vintage poco más que el nombre; es muy flexible sin duda, nos permite desde tonos muy bluseros hasta un hi gain en toda regla. Sería un sonido más bien británico.

Mediante un switch cambiamos de ganancia, (este swich también se puede utilizar desde la pedalera) y los cambia a la ganancia 2 o modern, es una ganancia increíblemente flexible al igual que la vintage, nos permite desde tonos muy poco saturados, blusero rockeros, con ese clásico tono americano, y a altos niveles es toda una bestia de hi gain.

Además, la dinámica de estas ganancias, con un nivel intermedio y bajando el potenciómetro de la guitarra, conseguimos incluso sonidos limpios, según también la salida de las pastillas de nuestra guitarra por supuesto.

Dispone también este amplificador de un master volumen. Así se puede controlar perfectamente el volumen del amplificador, el cual podemos tocar desde volúmenes de ensayo y concierto con sus 150W, como podemos tocar en casa.

En el panel trasero tenemos el conector para la pedalera, por conector midi de 6 pines; el loop de efectos, el line out, la salida a pantalla y un switch que nos cambia de gnd a lift.

Bueno expliquemos todo esto: la pedalera tan solo lleva el cable midi unido al amplificador y el otro extremo a la pedalera, cosa de niños.

El loop de efectos es algo más complejo: posee los jacks clásicos de send y return, pero a su vez, cada uno de esos jacks posee un potenciómetro de level, para controlar el nivel de señal que queremos procesar por los efectos del loop.

El line out es perfecto para hacer alguna que otra grabación casera, respeta muy bien el tono del amplificador, pero no es exactamente el mismo.

La salida a pantalla tiene dos jacks en paralelo, y este amplificador da sus 150w a 4 ohmios, y 100 a 8 ohmios, por lo que podemos conectar prácticamente cualquier pantalla, ya sea una sola a 8,en mono o en stereo, o tan solo una de 4 ohmios, o incluso 2 pantallas en mono de 16 ohmios.

Ahora el switch Gnd lift; vemos algo de chapa, la instalación eléctrica es algo muy importante para los amplificadores o los efectos. En mi caso en mi anterior local la toma de tierra era pésima, y teníamos muchísimos ruidos; ahora que estoy con él en mi casa, la toma de tierra es buena y no hay ni la mitad de ruido, ¿pero qué pasa cuando es mala? no tenemos solución para todos esos ruidos ¿y nos tenemos que aguantar con ese concierto de grillos insufribles? Pues no, si lo pones en lift, se crea una tierra artificial en el amplificador el cual nos quita gran parte de los ruidos y chasquidos que se puedan producir, vale que no absolutamente todos, pero si la gran mayoría, lo cual es de agradecer.

Y unas muestras de sonido:

¿Te gustó este artículo?
23
Comentarios

Regístrate o para poder comentar