Tecnología

Neutrik Silent: cambiar de guitarra sobre la marcha

Aunque muchos ya conoceréis este modelo de conector, conocido como Neutrik NP2 AU Silent, veo que todavía es un gran desconocido para una mayoría. El Silent es uno de esos pequeños inventos que nos hacen la vida más fácil, y que vale la pena dar a conocer.

De la mano de una de las más prestigiosas marcas de conectores, y todavía pendiente de patente, Neutrik tiene esta línea de producto de alta calidad, que incluye un micro-interruptor interno. Este permite desconectar nuestra guitarra directamente, aunque esté bajo carga, sin necesidad de bajar el volumen o apagar el amplificador, evitando los molestos ruidos y chasquidos que incluso pueden llegar a dañar nuestro equipo.

Esto nos proporciona mucha comodidad, sobre todo si tenemos necesidad de cambiar de guitarra durante una actuación, o en momentos de mucha prisa. Podremos desconectar una guitarra y conectar otra sin preocuparnos de bajar volúmenes.

Este sistema consiste en un compartimento herméticamente sellado en su interior, con dos polos bañados en oro, para optimizar la conductividad de la señal. Al ser un compartimento estanco, los polos no se ensucian ni se corroen. Según el fabricante, se garantizan 10.000 usos del mismo.

Alrededor del conector hay un muelle con un anillo imantado. Ese imán atrae los polos, separándolos, y evitando que circule la señal. En el momento de introducir el conector en el jack de la guitarra, ese imán se mueve hacía atrás, dejando de actuar sobre los polos. En ese momento estos entran en contacto, dejando que la señal fluya de nuevo.

Este modelo lo fabrican tanto recto como acodado.

Su carcasa metálica está lacada en rojo, para distinguirlo de los modelos que no son Silent. Esto, que puede parecer una banalidad, es un detalle importante. A la hora de instalar un Silent en nuesto cable principal, solo necesitaremos uno en el extremo que va conectado en la guitarra. En el extremo que va al ampli (o pedal) es inútil instalar un Silent, pues estará fijo durante su uso, y nunca cortaría la señal.

Por eso necesitamos saber con seguridad que el Silent va a la guitarra. Si instalamos el cable al revés, con el Silent en el ampli, la señal siempre estará conectada. Y a la hora de cambiar la guitarra, el “pop” sonaría irremediablemente. También hay que aclarar que, en bajos con pastillas activas, con conexión estéreo (para activar la alimentación), este sistema no funcionará.

Además, incorpora el habitual gollete de caucho de Neutrik, que minimiza roturas de cable por tensión y amortigua golpes en caso de caidas accidentales. Opcionalmente, también admite la instalación de los anillos identificadores que la marca fabrica en varios colores. Esto es muy cómodo en caso de tener muchos conectores iguales (negros o cromados), pero justo en el caso del Silent suele ser innecesario, pues ya es claramente identificable por el color de su carcasa.

En la actualidad, muchos cables calidad ya se venden con este tipo de conector. Se puede adquirir por separado a un precio sobre los 6 a 8 euros -un poco más caro en el caso del acodado-.

Llevo unos meses utilizando este conector en mi cable principal u puedo decir que cumple con lo que promete. Las primeras veces que tiras del conector con el volúmen de la guitarra subido, es inevitable poner una mueca u cerrar los ojos. Lo cierto es que no suena absolutamente nada. Se corta la señal perfectamente sin ninguna clase de ruido.

Mi valoración es que se trata de un ingenio con un concepto simple, aunque con cierta complicación técnica a la hora de fabricarlo. Es normal que su precio sea más elevado al llevar este sistema. Pero creo que bien vale la pena la inversión por lo mucho que nos facilita el cambio de guitarra.

¿Te gustó este artículo?
39
Comentarios

Regístrate o para poder comentar