Tecnología

Review de Hotone Jogg, pedal-interfaz de audio para integrar plugins y apps en tu pedalera analógica

Últimamente, en que es tan frecuente que os hagamos reviews de productos que años atrás ni siquiera existían, siempre nos vemos algo obligados a explicaros lo que hace cada nuevo equipo. Ya nos vimos en esa situación hace unos días con el Boss Pocket GT, y vuelve a ocurrir con este interesante pedal-interfaz de audio, el Hotone Jogg.

El Hotone Jogg es un pedal físico que nos permite incorporar a nuestra pedalera habitual efectos que provienen programas de nuestros de smartphones, tablets o ordenadores. Esto es posible gracias a la conexión USB del Hotone Jogg, que es la encargada de enviar nuestra señal y recuperarla ya procesada por nuestro dispositivo. ¿Para qué querríamos hacer eso? Pues se nos ocurren varios motivos:

  • Si estamos totalmente de enamorados de un efecto que sólo tenemos en un plugin, el Hotone Jogg nos permite incorporarlo a nuestra pedalera: imagina poner tu plugin preferido de delay, chorus, pitch shifting o cualquier otro en tu pedalera.
  • Podemos incorporar en nuestra pedalera emuladores que son típicamente de ordenador o móvil, como Amplitube, Bias, Guitar Rig, o cualquier otro que no requiera de una interfaz específica.
  • Puesto que ocupa poco espacio, puedes tenerlo siempre en tu pedalera por si en el futuro necesitas algun efecto específico para algún encargo o trabajo particular, y no tener que estar comprando efectos constantemente, simplemente los cargas de algún plugin multiefecto y lo usas de ese modo hasta que termines la faena.
  • Puedes ponerlo al final de tu cadena de efectos por si en algun caso necesitas cargar alguna app o plugin de emulación de pantallas (como el Wall of Sound de Two Notes, por ejemplo): así tu pedalera estará lista para ir por línea (tiene salida estéreo y XLR) o para tocar con auriculares (tiene salida de auriculares).
  • También puede servir para grabar: cualquier DAW reconocerá el Jogg como una interfaz de audio, grabando la señal que le llegue por el input (y por tanto, todos los pedales que haya antes que el Jogg, pero no los que haya después). Con su salida de auriculares puedes monitorizar la mezcla.

Como veis, se trata simplemente de un Send/Return en formato digital, por usb, y va y vuelve de nuestro ordenador o móvil/tablet. Este producto no es el único de su clase (otro muy popular es el Omec Teleport, y años atrás IK Multimedia ya hizo algo similar con su iRig Stomp), pero aún es relativamente difícil describirlo ya que requiere una cierta comprensión de lo que es una interfaz de audio. En Guitarristas tuvimos la oportunidad de ponerlo un poco a prueba y, como siempre decimos, vamos a compartir con vosotros las impresiones que tuvimos.

Hotone Jogg

Diseño y construcción

El Hotone Jogg tiene un aspecto más bien sobrio, aunque tampoco esperábamos grandes aspavientos de un pedal cuya única función es la de ser un Send/Return digital. Aún así, agradecemos el tamaño, que ya que se trata de un pedal que no tiene efecto por sí mismo, no nos ocupará mucho espacio en pedalera. La distribución de los jacks en la carcasa es aceptable, especialmente considerando que el espacio está muy justo y han tenido el detalle de incluir una salida XLR. Esté genial tenerla, pero ocupa tanto espacio que en ese lado no cabe la salida R de 1/4", razón por la que la han pasado al lado opuesto del pedal, y no nos ha gustado mucho tener las salidas L y R en lados diferentes del pedal.

Pero hay buenas noticias: en el pasado habíamos tenido problemas con algúna conexión de alimentación de Hotone por compartir la misma cavidad que la conexión USB. Parece que han corregido eso, y nos parece fantástico, ahora la conexión USB tiene su propio ventanuco en el meta de la carcasa, al igual que la de alimentación.

Hotone Jogg

Prestaciones

Un pedal como este podría ser algo tan simple como una mera conexión usb, un jack de entrada y otro de salida. Pero en este caso, el Hotone Jogg ofrece bastante más, superando en muchos aspectos a su competidor más claro, el Omec Teleport. Ambos son estéreo, pero el Hotone Jogg tiene salida de auriculares (genial incorporación) posee dos controles de ganancia tanto para el nivel de Input como el de Output. También tiene un footswitch, aunque en este caso, tiene un anillo iluminado para indicar el estado. 

Otra de las mejoras es la salida en estéreo (un acierto sin duda, sobretodo si queremos sacarle todo el partido a lo que los efectos de nuestro móvil o laptop pueden ofrecer) y la salida de auriculares y XLR. Hay que añadir que esa capacidad estéreo no está presente cuando usamos la salida XLR, que es Mono. Hay que notar también que la entrada es mono, así que si planeáis conectarlo a continuación de un pedal que ya es estéreo, perderéis esa cualidad.

En la caja además viene un código para acticar el VStomp Amp, un software de emulación de ampificadores de Hotone, que aunque no tiene un despliegue completo de efectos (se centra en amplis, pantallas y algunos overdrives, aunque viene con una reverb y un delay por defecto) está bastante bien para tocar con él. De hecho es probable que muchos de los sonidos que haya en él puedan estar emparentados con las emulaciones de la familia Ampero.

Sonido

Para evaluar las capacidades sonoras del Hotone Jogg lo hemos probado ocupando diferentes roles (insertando efectos, como emulador de amplis) y también hemos valorado cómo de limpia es la señal que manda a nuestro ordenador. Esto es importante porque, ya que vamos a procesar toda nuestra señal a través del Jogg, no sería conveniente que la conversión a/d/a fuese pobre. Por ello, es lo primero que os demostramos en el siguiente vídeo, comparando la señal DI (sin ningún efecto conectado antes, como podéis ver) del Jogg comparada con la señal DI de un Axe-Fx III. El resultado parece suficientemente bueno como para poder confiar en el Hotone Jogg como parte de nuestra pedalera.

A continuación, os mostramos uno de los usos típicos del Hotone Jogg: incluir algún emulador de amplis formato plugin de nuestro ordenador en nuestra pedalera. Para demostrar que se puede usar con plugins que no sean necesariamente de Hotone, hemos elegido Guitar Rig 5 para ponerlo a prueba. La señal obtenida puede ser escuchada tanto por la salida de auriculares del Jogg como por las salidas de 1/4" en estéreo. Si deseamos enviar el resultado a un ampli, deberemos desactivar las emulaciones de altavoz desde el propio Guitar Rig.

Sin embargo, algunos tendréis curiosidad por el sonido del software propio de Hotone, el VStomp Amp, y por ello os lo mostramos también en este vídeo. Os recordamos que este software se puede activar con la compra de un Hotone Jogg, por lo que dispondréis de él si os hacéis con uno.

Para insertar un efecto específico en medio de otros pedales que ya tengamos también es válido, en este caso, por ejemplo lo hemos usado para integrar un pitch shifter de Logic en nuestra cadena de pedales habituales. Además, en el mismo vídeo os mostramos que no estamos obligados a que sea solo uno el efecto que insertemos: podemos poner tantos como deseemos en nuestro DAW.

Sin embargo, sí detectamos una cierta propensión a presentar algo de ruido, en particular del tipo que suele aparecer en contextos en que mezclamos pedales analógicos y digitales. No queremos sacar conclusiones precipitadas y culpar al Hotone Jogg, ya que cuando hay un Send/Return por USB hacia un ordenador, se complica el proceso de aislar los ruidos, y los resultados podrían variar en función de vuesra fuente de alimentación y vuestros otros pedales. Pero sí es cierto que cuando dejábamos sin conectar al cable USB el ruido desaparecía por completo, como podéis ver en el vídeo. No tiene por qué ocurrir siempre ni con todos los dispositivos, pero queríamos que supiéseis que existe esa posibilidad en función de vuestra configuración. 

Conclusión

Probablemente, cada uno vea en el Hotone Jogg una función principal diferente. En nuestro caso personal, por ejemplo, hay dos usos que nos parecen especialmente atractivos: ponerlo al final de una cadena de efectos para usarlo como emulador de pantallas/IR Player estéreo, o simplemente dejarlo insertado antes o después de las distorsiones de tu pedalera para divertirte de vez en cuando con efectos que no sueles utilizar, sacados de un plugin. Plugin que, por supuesto, no tiene por qué ser de guitarra, quizás un filtro pensado para DJ's puede ser lo que te inspire. Es conjunto, una forma de hacer que tu pedalera sea más modular, o convertirla fácilmente en un multiefectos con salida estéreo de 1/4" o Mono XLR.

Como interfaz de audio, tampoco es una mala opción, ya que es fácil de transportar, y regular el nivel de entrada se logra fácilmente con uno de los controles físicos de la unidad. Sin embargo, con la gran cantidad de multiefectos con capacidad de interfaz de audio que hay en el mercado, no estamos tan seguros de que fuese la recomendación más evidente, ya que en ese campo tiene más competidores.

Pero ante todo, lo que está claro es que va dirigido a los que aman un plugin particular y les fastidia el no poder usarlo en ensayos y directo, y mezclarlo indistintamente con otros pedales. No es que el Hotone Jogg te libre de las principales molestias de ese tipo de configuraciones (el mero hecho de tener que llevar el ordenador, el arranque de los programas), ya que no las elimina, pero sí que hace un poco más manejable el incorporarlas en la pedalera. Con tablets y smartphones es evidentemente algo menos farragoso, aunque en todos los casos necesitas un cable usb un poco largo y un soporte, a menos que planees tener tu pedalera en la mesa o el laptop/smarthpone por el suelo. Otra opción: poner el portátil/móvil y el Hotone Jogg sobre el ampli y hacer un equipo mitad digital, mitad ampli real. ¿Por qué no?

Sin duda una herramienta versátil que, aunque por sí sola quizás no sea una solución del todo completa, sí puede ser un eslabón de tu cadena de efectos que puede hacerla más modular.

Hotone Jogg

Más información | Hotone

 

¿Te gustó este artículo?
9

Equipo relacionado

powered by Hispasonic
  • Hotone Jogg
    Hotone Jogg

Regístrate o para poder comentar