Amplificadores

Blackstar HT-1 R Combo

Hace unas semanas compré el Blackstar HT-1 R siendo éste mi primer amplificador a válvulas. Mi objetivo era un ampli valvular como máximo de 1 W para poder ponerlo a tope en mi habitación y así exprimir al máximo las válvulas y conseguir toda la distorsión que podían dar sin echarme del barrio, y además, que la distorsión sonara metalosa. A través de lecturas y ver y escuchar montón de videos del youtube (que todo lo sabe y además lo cuenta) me decidí por éste. Mis expectativas eran altas: gran sonido valvular, distorsión tipo hard rock y heavy metal, y todo esto a un volumen tipo siesta de mediodía y sin arruinarme. Esto y más cosas es lo que ofrece el Blackstar Ht-1 R.

Sus características son:

  • Potencia 1 Watt
  • Válvulas: 1xECC83, 1xECC82 (lleva dos, no una!)
  • Etapa de potencia push-pull que permite obtener la distorsión a 1 W de amplis de 100 W
  • Dos canales: limpio y overdrive
  • Altavoz Blackbird de 8"
  • ISF: Infinite Shape Feature
  • Salida de emulación de altavoz y para auriculares
  • Línea de entrada y de MP3 o CD en estéreo
  • Línea de salida para un altavoz de 8 Ohms
  • Reverberación estéreo

Primera impresión

Si bien lo he comprado a un forero, puedo considerar que está como nuevo y así lo voy a tratar.

Llegó bien embalado y sujeto con esquinas de porexpan dentro de la caja para que no sufriera durante el viaje. La caja incluye el ampli, un cable de conexión eléctrica tipo ordenador, un manual y una mini guía con cuatro posiciones de referencia de los potes que se puede colocar encima del amplificador.

El acabado del HT-1 es sobrio y da sensación de calidad y robustez. Su tamaño es realmente pequeño. Para visualizar su tamaño va bien considerarlo respecto objetos que usemos habitualmente así que podemos decir que mide una altura de dos latas y media de cerveza, un poco más de ancho y de fondo una lata y media (28x31x17cm)

Usando el amplificador

Lo primero que hice, como no, es meterle caña, o sea, gain y volumen a tope en el canal overdrive. Al primer power chord ya me dí cuenta de que si quería seguir en ese barrio con buenas relaciones vecinales pues algo tenía que bajar. Así que primera desilusión del principiante, la idea objetivo no se podría cumplir ya que no se podrán exprimir las válvulas al máximo y por tanto no conseguiré todo el sonido de distorsión que podría tener. En fin, que 1 W RMS suena como un cañón dentro de casa y a la distancia que lo usas, y si encima lo pones sobre una mesa, pues casi te despeina. Así, que eso de ponerlo al máximo de volumen pues no, al menos en mi caso. Y ciertamente todo el crunch sale con el volumen y el gain a toda castaña, tanto en limpio como en overdrive, así que.... Bueno, no hay que dramatizar ya que a volúmenes inferiores suena realmente muy muy bien, también hay que decirlo. Así que aún quedan esperanzas de sentirnos como los Dioses del Metal.

Después de esta primera sensación de potencia y contundencia de sonido llegó la segunda que fue de que le faltaba algo: ecualización. Luego comento.

Bueno, una vez quemada la primera adrenalina y confirmar que no se oyen sirenas ni están aporreando en la puerta o paredes, analizamos los controles.

Input: Entrada donde enchufar el cable de la guitarra. Punto básico para que suene.

Gain: Sirve para ajustar la intensidad de overdrive o distorsión, tanto en canal limpio como canal overdrive. Un aspecto grandioso de la relación gain y volumen es conseguir ese sonido AC/DC sin ningún pedal, le sale del corazón del ampli, se nota que lo lleva dentro. En el canal limpio con el gain a tope y a buen volumen sonamos talmente como Malcom/Angus Young. Highway to hell!!

Overdrive select: Botoncito que te permite pasar del canal limpio al saturado. Solo dos cosas a comentar: encuentro a faltar un indicador luminoso cuando se pulsa el canal de overdrive y que se nota claramente una disminución del volumen al pasar del canal limpio al overdrive, aunque la importancia de esto es relativa ya que estamos en casa y no en un concierto.

Volume: pues eso, volumen.

ISF: Infinite Shape Feature (ajuste infinito de características de control de tono). El botón ISF es la clave del amplificador. Es el ecualizador que de forma simple te permite conseguir gran variedad de tonos. Es simplemente genial, o mejor dicho, simple y genial. Pero los de Blackstar también se pasan de optimistas porque ya podemos pensar que ese nombre de infinite es algo pretencioso, y resulta además que lo de encontrar “the sound in your head” (el sonido en tu cabeza) pues a medias. Por otro lado supongo que se tiene que entender que son infinitos tonos entre los dos extremos que te ofrece el HT ya que el botón gira en continuo y no por posiciones, así, pues, Blackstar anuncia que va desde el sonido valvular yanki al sonido valvular british, pasando por el medio por infinitos tonos.

Bueno, reconozco que no soy nadie para decir que cada tipo de sonido valvular corresponde a un tipo yanqui o british, pero la verdad es que, como decía al principio le falta algo. Eso se nota especialmente en el canal overdrive. Suena potente y realmente cambia el sonido de un extremo a otro. Eso es cierto, pero no consigo “the sound in my head”. Le falta ecualización.

Este es uno de los puntos débiles de este ampli, no lleva ecualizador como su hermano mayor HT-5 y esto, desde mi punto de vista, limita bastante. Su sonido es grave, considero que le faltan agudos o le sobran graves (insisto, en el canal saturado). Se puede solucionar poniendo un ecualizador y ahí sí que se puede conseguir el sonido deseado.

Los que no quieran colorear el sonido y tomarlo tal como ofrece el ampli, tendrán que adaptar el “sonido en su cabeza” al sonido del ampli.

De todas formas insisto en que el ISF es genial por su simplicidad y la gran variedad de tonos que da con un solo botón, pero limitado dentro de un rango concreto.

Reverb: Es correcto y útil, poco más se puede decir

Emulated Output & Headphones: Salida para poder escuchar con auriculares y grabar directamente al ordenador, p.e. No tiene regulación de volumen de salida, así que si quieres exprimir el sonido del HT a través de los auriculares debes usar auriculares con regulación de volumen. Lo mismo ocurre para grabar, se tiene que ajustar el volumen de entrada desde el aparato receptor. Al grabar al ordenador a través de tarjeta de sonido el resultado es justo, no se tiene la misma sensación poderosa que cuando lo escuchas “in the air”, al menos con mi equipo.

MP3/Line Input: Esta entrada sirve para meter una canción, una base, un backtrack o lo que se quiera para que suene a través del amplificador usando un reproductor de mp3 o un CD. El volumen de lo que suena es el volumen del reproductor, del mp3, no depende del volumen ni del canal que se use para tocar la guitarra. Siempre suena como el original. Esto va genial para ajustar los volúmenes de los dos sonidos, guitarra y backtrack. El resultado es muy bueno.

Power: interruptor para conectar/desconectar el ampli. Cuando se conecta se enciende una luz roja al lado. Otro punto básico para que suene.

En el panel trasero tiene una salida de altavoz para 1x8 Ohms

Un punto interesante es que en la página de Blackstar te permiten descargar el manual y una guía rápida, los suggested settings en pdf, los que ya tienes, pero además una hoja con botones en blanco para escribirte los tuyos (blank settings pdf) y así poder tener tu propia base de settings.

Opinión personal

El sonido es sencillamente genial. Al principio me costó, estaba acostumbrado a un ampli de transistores y no le noté mucha diferencia. Después de tocar varias horas y varios días solo puedo decir que será difícil volver a un amplificador de transistores. No tiene nada que ver.

Desde mi punto de vista es un amplificador al que le va la distorsión ya sea en canal limpio con el máximo de gain o en canal overdrive buscando el tono. No llega al Thrash Metal, se queda en un buen sonido de heavy metal, pero muy contundente. Se logra la sensación de “mi guitar, mi ampli y yo, no necesito nada más”. Pura potencia.

Por cierto, usando drop D suena potente potente pero le falta un pelín para ser lo que esperas, por que poco señores de Blackstar!!!

El tono blusero también es muy bueno, aunque eso ya se consigue con el feeling de cada uno.

En cambio, el clean, se queda corto. Para poder sonar realmente limpio el volumen queda bajo, bueno, pensando que no vas a salir de tu habitación quedaría medio, y eso es debido a que el gain tiene que estar a poco nivel y aunque subamos el volumen al máximo pues se oye flojucho y según como ya notas ese punto de saturación. Este amplificador está pensado para tocar siempre con un grado de distorsión/overdrive.

El precio de nuevo es súper razonable y si lo compras de segunda mano, más razonable todavía. Por ese precio tienes un ampli potente-rockero-metaloso con el que se puede tocar en casa y sentirse como el no-va-más, el acabose del heavy-hard rock.

Pros:

El precio

Sonido potente, distorsión cañera, sientes el poder.

ISF: grandes tonos con un solo botón

Entrada reproductor de música externo

Pequeño, manejable

Buena construcción

Contras:

Demasiado potente para ponerlo a tope

Falta ecualización

Limpios limitados

No tiene loop de efectos

Muestras/demo:

No he puesto grabaciones mías por falta de equipo y porque a través de la salida emulada no se hace justicia para nada al amplificador. A cambio he buscado videos que reprodujeran el sonido más parecido al que he obtenido en casa y estos son:

El tipo habla bastante, pero del principio al 2:12 una intro con clean/overdrive, del 6:55 al 8:11 demo de clean y del 8:24 hacia delante muestra de overdrive de menos a más.

http://www.youtube.com/watch?v=3dz-H4rwDTs

Y el mismo tipo mostrando lo que puede hacer el ISF en 2 minutos (a partir del 0:56 empieza la demo)

http://www.youtube.com/watch?v=DF8rr1TcLnM&feature=relmfu

¿Te gustó este artículo?
25
Comentarios

Regístrate o para poder comentar