Guitarras

Red Hot Chili Peppers, sus amplis, guitarras y pedales en directo

Red Hot Chili Peppers es una banda con personalidad, cuyo sonido se basa en la experimentación y la actitud a partes iguales. Habitualmente los pedales y efectos en general son una parte de su sonido que aporta texturas fáciles de distinguir, y que dan una mayor isiosincrasia a sus canciones. Por eso, tanto Flea como Josh Kinghoffer, bajista y guitarrista de la banda, hacen gala de un equipo con carácter y singularidad, y con un gran contraste entre el despliegue de pedaleras y racks de Josh con la relativa simplicidad del equipo de Flea. Es posible verlo, pieza por pieza, gracias al excelente reportaje realizado por el medio especializado Premier Guitar, y cuyos detalles os comentamos en el artículo.

Josh Kinghoffer

Josh lleva en directo una colección de 10 guitarras, entre las que se encuentran varias que dejarían a muchos con la boca abierta: entre ellas hay Stratos de 1959 y 1960, una Telecaster de 1967 que fue un regalo de John Frusciante, e incluso dos Firebirds de 1965 y 1966. Como anécdota, una de las Stratocasters tuvo una rotura en el golpeador, que fue solucionada con una tirate ya que, al parecer, un golpeador original de 1959 costaba alrededor de 2.000 dólares. Muchas de estas guitarras llevan modificaciones (lijados de acabados, cintas adhesivas, cavidades del bloque de trémolo redimensionadas) para adaptarlas a las necesidades particulares de Josh y, además, la mayoría tienen un nombre propio, relacionado con el momento en que adquirió la guitarra. Por ejemplo, una de ellas se llama igual que el hijo de Chad Smith, Dashiel, puesto que nació el mismo día que Josh consiguió la guitarra. A continuación os ofrecemos una galería con las 10 guitarras.

Los pedales de Josh son todo un universo: no sólo utiliza una pedalera MIDI para controlar todos sus efectos, sino que aún tiene una segunda pedalera repleta y un rack de numerosas unidades, con bandejas llenas de más pedales. No obstante, los seguidores de Josh sabrán que en esta ocasión, su equipo se ha visto reducido respecto a ocasiones anteriores, en que ha llegado a llevar tres pedaleras. Entre los pedales que hemos podido ver en sus pedaleras frontales y su rack, se encuentran un emulador de órgano B9 y varias unidades de delay y reverb de Electro-Harmonix, acompañadas de pedales de saturación variados. Hemos tratado de recopilarlos en la siguiente lista, ordenada por grupos:

  • Pedales Electro-Harmonix: B9, Deluxe Memory Man (dos unidades), Holy Grail (dos unidades), Memory Boy, Cathedral.
  • Boss: Delay DM-2, Delay DD-3, Delay DD-6, Vibrato VB-2, Chorus CE-2, Reverb RV-5, EQ SP-1, Pitch Shifter PS-3 y distorsión SD-2.
  • Pedales varios de saturación: Klon Centaur, Tonebender Mk1.5, Xotic EP Booster, Death By Audio Interstellar Overdriver, JHS Firefly Fuzz, Wampler Tumnus.
  • Pedales de eco, dinámica y modulaciones de todo tipo: Line 6 FM4, Misty Cave Echo, Dispatchmaster de Earthquaker Devices, Robot Pedal Factory Brain Freeze Filter, SP Compressor de Xotic, AF201 Autofilter de Ibanez, Ibanez Bass Stack, Catalinbread CSIDMAN, un Wah de Ibanez (Wh-10) y un pedal de expresión.
Pedalera Josh
Pedalera Josh 2
Rack Josh
Rack Josh 2

En amplificación, Josh solía llevar tres amplificadores, que en esta gira ha reducido a dos, al excluir el Silvertone del conjunto, y quedándose con un Marshall Major de los 70 y un Fender Tone Master para los sonidos limpios con brillo. El Marshall suena a través de una 4x12” con Celestion Creambacks de 75W y el Fender lo hace con otra pantalla con Vintage 30, pero ambas están fuera del escenario, únicamente para ser captadas, y después enviar su señal a mesa, monitores y PA. En la foto, veréis cabezales sobre ellas, pero se trata en realidad de amplis de backup, por si el equipo principal falla.

Flea

El equipo de Flea está algo menos cargado de efectos y comlpicación. En esencia, todo gira entorno a sus cinco bajos. Su instrumento principal es su Fender Custom Shop Jazz Bass, que incorpora la pastilla Modulus Lane Poor, y el sistema de previo Aguilar OBP-1 (que también lleva instalado en otros bajos). Completando el conjunto, encontramos dos bajos Custom Shop más, uno de ellos con la decoración del equipo Los Angeles Lakers. Por último, dos bajos Modulus (uno de ellos decorado con la bandera aborigen), que sirven como repuesto, pero también para tocar temas que requieren afinaciones específicas.

En la parte de amplificación y efectos, Flea emplea tres cabezales Gallien-Krueger 2001 RB dispuestos de forma en que dos de ellos actúan como esclavos del tercero, cuyas señales van hacia 3 pantallas 4x10” y 3 pantallas 1x15”. Hay dos cabezales más, idénticos a estos, pero uno está pensado para servir de repuesto y el otro para el momento en que Josh Kinghoffer coge el bajo y Flea se sitúa en el piano. En su pedalera, la oferta se reduce a cinco pedales, que incluyen un Wilson Effects Freaker Wah y un Malekko B:Assmaster (pedal de Octave Fuzz), seguidos por un Electro-Harmonix Q-tron, el ecualizador de Boss GEB-7 y un MXR Microamp.

Flea Amplificadores
Flea pedalboard

Más información | Premier Guitar

¿Te gustó este artículo?
8
Comentarios

Regístrate o para poder comentar