Tecnología

¿Realmente ha avanzado tanto la emulación digital de amplificadores?

Mientras que los amplificadores y pedales analógicos convencionales se basan en una tecnología muy apreciada que no pierde vigencia, el mundo de lo digital y, muy especialmente, las emulaciones de amplificador sigue un modelo mucho más parecido al de la informática. Cuando un nuevo emulador sale al mercado con intenciones de dar un paso adelante, es muy bien valorado, pero su momento de gloria puede ser corto. Puede tener la mala suerte de ser superado por otro producto de la competencia, y rápidamente considerarse desfasado a ojos del público.

Emuladores de sobremesa
A principios de la década del 2000, los fabricantes inundaron las revistas con sus nuevos emuladores, más potentes que sus precedesores

Pero a veces, podemos llegar a exagerar. Las técnicas publicitarias suelen animarnos a pensar que si no usamos la tecnología digital más actual, estamos haciendo las cosas mal. Pero lo cierto es que muchos guitarristas hacen su trabajo a diario utilizando unidades digitales con 10 años de antigüedad o más. No es tan extraño ver sobre el escenario a un guitarrista con un sonido más que digno o incluso excelente, para más tarde descubrir que está utilizando un emulador de las primeras generaciones, o uno no necesariamente de alta gama. Y es que no todas las aplicaciones a las que nos enfrentamos tienen el mismo nivel de exigencia tecnológica. Algo que, nuevamente, también ocurre en el campo de la informática, donde no es raro ver oficinas con ordenadores de una cierta antigüedad, pero cumplen con lo que se necesita.

Mundo viejuno
Mundo viejuno

Incluso hay quien piensa que esta convicción hace que oigamos los emuladores modernos más evolucionados de lo que realmente son. Una hipótesis parecida es la que ha guiado a los conductores del canal de Youtube de la tienda británica Andertons a comparar tres emuladores de diferentes precios y fechas de lanzamiento al mercado: los modernos Kemper y Atomic Amplifire y — atención — un POD de unos 20 años de antigüedad. En ningún momento sugieren que titanes como Kemper o Axe no sean para tanto (realmente es un milagro lo que podemos hacer con ellos), pero sí señalan como, en nuestra cabeza, posiblemente recordábamos el POD peor de lo que en realidad es.

Os recomendamos echar un vistazo al vídeo, aportar vuestras impresiones sobre la comparativa e incluso contarnos si vosotros mismos sois usuarios de emuladores tan o más antiguos que este.

¿Te gustó este artículo?
16
Comentarios

Regístrate o para poder comentar