Guitarras

¿Cómo cambiar las cuerdas a una guitarra con puente Floyd Rose?

A pesar de que el puente Floyd Rose es un invento con varias décadas de existencia a sus espaldas y seamos muchos los que llevamos años utilizándolo, también es verdad que es una de las características de la guitarra que más dudas genera a los recién llegados. Se trata de un puente flotanto que permite cambiar a voluntad la tensión de las cuerdas para poder obtener efectos de trémolo y sonidos especiales, muy apreciados en el Rock duro y Heavy Metal. Habitualmente, los guitarristas más jóvenes se sienten muy atraídos por este tipo de puentes, pero a veces tienen dudas antes de adquirir una guitarra equipada con este tipo de sistemas debido a su complejidad. Cuando la tienen en su poder, a menudo pasan un cierto tiempo pidiendo ayuda a guitarristas más experimentados o sus profesores para afrontar el cambio de cuerdas.

Floyd Rose

Hay muchos vídeos en la red que pueden arrojar luz acerca de cuál es la manera más ordenada y efectiva de cambiar las cuerdas a un puente Floyd Rose. El más reciente de ellos es el que ESP Guitars presentó este mismo fin de semana, en que se muestra detalladamente cómo cambiar las cuerdas a un puente Floyd Rose paso a paso.

Lo cierto es que en el proceso que se muestra, hay muchos pasos evidentes, pero también algunos que por desconocimiento, falta de costumbre, o exceso de confianza, podemos llegar a omitir. Aquí os destacamos algunos de los puntos que en ocasiones pasamos por alto.

  1. Utilizar un bloque de madera bajo el puente nos ayudará a mantener el puente en su posición cuando no tenga cuerdas. El puente está en constante tensión por efecto de los muelles, y eliminar las cuerdas haría que se hundiese en la cavidad, dificultando devolverlo a su posición.
  2. Destensar las cuerdas antes de cortarlas evitará que salgan disparadas, amén de evitar cambios bruscos en la tensión que experimenta el instrumento.
  3. Si no tienes mucha experiencia, es importante identificar claramente cada cuerda para no ponerlas en el orden incorrecto. Muchas marcas de cuerdas , como la que aparece en el vídeo, están identificadas mediante el color de la “bola” (así es como llamamos al extremo en forma de aro que tienen las cuerdas de guitarra eléctrica), pero tendrás que cortar ese extremo para poderlas poner en un puente Floyd Rose, por lo que no tendrás más forma de identificarlas que su grosor.
  4. Es muy importante que las cuerdas queden bien prietas cuando las enrollamos al clavijero, poniendo atención en que queden ordenadas, y procurando que nunca se amontonen.
  5. La fase del “Stretching”, en que estiramos las cuerdas (una vez puestas) con los dedos para que terminen de acomodarse es sumamente importante, ya que nos evitará problemas de afinación más tarde. Es muy aconsejable no saltarse nunca este paso.
  6. La afinación debería ser lo más precisa posible antes de apretar los tornillos de la cejuela, procurando que los tornillos de microafinación estén más o menos a mitad de su recorrido. Si por el contrario no lo hacemos y delegamos toda la responsabilidad de la afinación sobre estos últimos, nos encontraremos teniendo que abrir la cejuela constantemente para reacomodar la afinación.
  7. No es nada extraño que, afinando con microafinadores, tengas que hacer varias pasadas para lograr un equilibrio final que tenga como resultado una buena afinación.
Puente Floyd Rose
¿Te gustó este artículo?
14
Comentarios

Regístrate o para poder comentar