Efectos

10 canciones que no serían lo mismo sin Pitch Shifter

Digitech Whammy

10 canciones que no serían lo mismo sin Pitch Shifter

A lo largo de la historia de la guitarra, cada uno de los pedales y racks de efectos de los que disponemos ha ido ocupando un distinto nivel de importancia. Un Wah, un Chorus o una distorsión son efectos que rara vez están ausentes en la pedalera de un guitarrista. Esto es debido a su facilidad de uso y a la inmensidad de canciones de éxito de la historia del Rock que los utilizan, dando ejemplo de su utilidad. Es tal la naturalidad con la que los hemos aceptado que algunos ni tan sólo pensamos en el overdrive o la distorsión como un efecto, y vienen como una parte natural de nuestro amplificador.

BOSS PS-6
El Boss PS-6 es uno de los armonizadores más completos y compactos.

Pero hay un grupo de efectos de uso menos común, al que sin duda pertenece el Pitch Shifter. Que sea menos utilizado no lo convierte en un absoluto desconocido: la mayoría de nosotros sabemos bien lo que es (o hemos tenido) un Digitech Whammy, un armonizador Eventide o un Electro-Harmonix POG. Pero aún así, sigue siendo un efecto algo minoritario, que a veces es excluido de muchos multiefectos del mercado (algunas unidades de Line 6, Eleven Rack y otros multiefectos carecen de esta sección, o la presentan con funciones mínimas y/o a una calidad sonora y de tracking discutible).

Eventide H300 Ultraharmonizer
El H3000 de Eventide supuso una revolución en el mundo de los efectos de armonización en estudio.

Es posible que se deba a que el Pitch Shifter no suena bien enseguida: hay que escoger bien lo que se toca y cómo se toca. Y en ocasiones, si se trata de un armonizador inteligente, debemos introducir datos sobre la tonalidad en que estamos trabajando, algo que para los que no están familiarizados con la armonía puede resultar incómodo. Sin embargo, los buenos conocedores de este efecto saben sacarle el máximo partido y logran potenciar una canción y hacerla más singular. Hoy vamos a comentar 10 canciones en que el Pitch Shifter se vuelve muy importante, y a veces casi imprescindible. Sobretodo, aclarar que vamos a hablar del uso de armonizadores/octavadores digitales modernos, y que el uso de pedales overdrives/fuzz vintage que implican un sonido octavado (véase octavia y otros) quedará pendiente para otra ocasión. Dicho esto, comencemos la lista.

My Iron Lung (Radiohead)

Esta canción de Radiohead es todo un referente del uso del Pitch Shifter. Se trata de una guitarra limpia con un efecto de octavación que se aprovecha del glitching (pequeñas imperfecciones en la detección de la nota que, con el tiempo, ha generado interés por parte de los amantes del Whammy I).

Becoming (Pantera)

Este agresivo Riff de pantera llega al clímax al subir violentamente 2 octavas el sonido distorsionado de Dimebag Darrell. Dime usó en muchas ocasiones este efecto en sus canciones, pero esta es una de las más fascinantes.

Killing In The Name (Rage Against The Machine)

Estamos seguros de que cuando hemos hablado de Whammy, muchos habéis pensado en Tom Morello. Y es que es un gran embajador de este efecto: el solo de “Killing In The Name” es una de las piezas más memorables de la historia del Pitch Shifter. No dejéis de escuchar tampoco el excelente solo del tema “Like a Stone” de Audioslave.

Even Better Than The Real Thing (U2)

Hay pocos efectos que The Edge no haya utilizado para sus canciones, y el Whammy no ha sido una excepción. La introducción de este tema no podría ser más sencilla: una nota que al ser octavada mediante el pedal de expresión crea un efecto de ascensión interesante.

Ballerina 12/24 (Steve Vai)

En esta lista de ningún modo podía faltar Steve Vai, uno de los genios del uso del armonizador. Pocos hay que hayan tenido un repertorio tan extenso de canciones con armonizadores de todas clases, siempre demostrando un conocimiento absoluto. Quizás el tema en que haya llevado más lejos el efecto como protagonista absoluto sea este, en que usa un delay arpegiado que constituye el verdadero cuerpo de la canción.

You Give Love a Bad Name (Bon Jovi)

Quizás Ritchie Sambora no es el primero que nos venga a la cabeza por el uso de efectos de la afinación, pero lo cierto es que en esta canción tanto el lick principal como el solo tienen un efecto de octavación. Durante gran parte de su carrera, Richie ha llevado un Eventide H3000 en su rack. Sin embargo en sus actuación más recientes de esta canción, ya no utiliza la octavación en directo. Sigue sonando genial, pero ha perdido algo del encanto del sonido de los racks de los '80.

Muscle Museum (Muse)

Muse, herederos de Radiohead tienen decenas de canciones en que el Whammy y otros efectos de Pitch y arpegios tienen un papel muy importante en el entramado de texturas de la banda. "Muscle Museum" es una de las más evidentes, pero podría haber muchas más, como el solo de “New Born” o el de “Invincible”.

Lonely Boy (The Black Keys)

El Boss PS-6 forma parte de la pedalera de Dan Auerbach, vocalista y guitarrista de The Black Keys. Parece ser que utiliza el pedal para conseguir el efecto de “pila gastada” que hay al final del Riff de la canción. Un uso poco llamativo pero que, definitivamente, aporta un equilibrio al bending ascendente que le precede.

Ball And Biscuit (The White Stripes)

El caótico solo de esta canción de los White Stripes se caracteriza por la curiosa mezcla entre los registros clásicos del blues y el uso de un efecto tan digital y tecnológico como es el Whammy.

Searching (Joe Satriani)

Otro de los grandes usuarios del Whammy es Joe Satriani, y en este canción hace un envidiable uso del mismo. Por su rapidez y dificultad de coordinación entre el pedal y las manos, demuestra el gran nivel de control que tiene sobre el efecto. Y además, lo hace sin perder el sentido de la melodía y justificando totalmente el uso del efecto.

¿Te gustó este artículo?
32
Comentarios

Regístrate o para poder comentar