Tecnología

Yamaha Session Cake, un dispositivo compacto para ensayar, mezclar y grabar

Las nuevas tecnologías hacen que cada vez sea más cómodo ensayar de forma silenciosa, algo que en el pasado suponía hacer sacrificios tanto en sonido como en flexibilidad. Pero ahora, las marcas se han tomado muy seriamente ese sector: Yamaha salta al campo de juego con este simpático dispositivo llamado Session Cake, que reúne muchas posibilidades en un espacio muy reducido.

Yamaha Session Cake

El Session Cake es un aparato con cuatro potenciómetros y una buena colección de entradas y salidas, que puede funcionar a pilas, y cuyo propósito es el de ser conectado a nuestro instrumento, sea cual sea. A partir de ahí se abre un gran abanico de opciones: podemos emplearlo para practicar con auriculares, y conectarlo a nuestro teléfono o tablet con iOS para grabar, o simplemente procesar la señal con un emulador de amplis. Mediante el mismo sistema, podemos reproducir música de nuestro móvil y tocar sobre ella. Otra posibilidad es emplear las conexiones Daisy Chain, que están pensadas expresamente para que podamos conectarnos a los Session Cake de nuestros amigos (hasta un total de 8), y poder escuchar tanto sus instrumentos como el nuestro, además de decidir el nivel de mezcla exclusiva para nuestro dispositivo (se entiende que no de cada instrumento de forma individual, sino el instrumento propio vs. el resto de instrumentos) y la panoramización.

Existe en dos versiones de dos colores diferentes: el rojo es para guitarra (SC01), mientras que el azul es para cantantes, teclistas o instrumentos digitales (SC02). El primero presenta una entrada de jack de alta impedancia, mientras que el segundo viene equipado con una entrada XLR y una entrada estéreo. Es posible ajustar el nivel de ganancia del micro, y en ambos modelos disponemos de una función “Mute Direct”, que suprime la señal original en caso de que queramos sustituirla completamente por la procesada externamente mediante dispositivos iOS (por ejemplo, cuando usamos un emulador de amplis, sólo queremos oír la señal procesada por dicho emulador, pero no nuestra señal seca). El precio del Session Cake SC01 es de unos 93 euros + IVA, mientras que el del SC02 es unos 120 euros + IVA.

Yamaha Session Cake

Más información | Yamaha

¿Te gustó este artículo?
8
Comentarios

Regístrate o para poder comentar