Efectos

Strymon presenta el Riverside, su primer pedal de distorsión

En realidad, la historia de Strymon no está exenta de experiencia en el terreno de la saturación: en la anterior vida de la empresa como Damage Control, productos de distorsión como el Demonizer, el Womanizer, el Solid Metal o el Liquid Blues ya atrajeron la atención en su momento. Esta vez, ya como Strymon, vuelven a las andadas con algo totalmente diferente y dejan atrás la válvula, pero lo compensan con prestaciones de enfoque práctico y un formato mucho más compacto y compatible con nuestras pedaleras: se trata del nuevo Riverside.

Strymon Riverside

El Riverside es, a priori, un pedal de overdrive/distorsión con los controles habituales de un efecto de este tipo. En primer plano, encontramos un potenciómetro de ganancia, otro de volumen, y tres bandas de ecualización (post-distorsión). Pero también incluye dos selectores, que nos permiten elegir entre el modo de alta/baja ganancia y la posibilidad de activar o desactivar un boost de medios. En la parte trasera, encontramos un selector de presencia con tres niveles de comportamiento, que según la marca ha sido diseñado para adaptarse al color del previo que tenga nuestro ampli, o incluso para aportar un extra de brillo para funcionar como previo al conectarlo directo a una etapa.

Strymon Riverside

A nivel de diseño interior, Strymon ha utilizado una base analógica para obtener los niveles esperados de dinámica, pero lo ha combinado con tecnología digital para hacer más compleja su respuesta. Por ejemplo, el control de drive varía constantemente su comportamiento conforme aumenta su valor, para adaptarse al nivel de distorsión con el que se trabaja. Como la mayoría de pedales de Strymon, el Riverside incluye funciones secundarias, como una puerta de ruido integrada, regulable con el control de ganancia en modo secundario. También lleva incorporado un boost de hasta 6dB (ajustable mediante el control Level en modo secundario), que podemos activar y desactivar mediante un pedal externo, gracias a la conexión dedicada “boost”. Esa misma conexión es capaz de activar funciones en otros pedales de Strymon: al conectarla a la entrada EXP de los mismos, podemos lograr que el botón “favorite” del Riverside active a su vez el preset “favorite” de otra unidad (por ejemplo, activar nuestro ajuste preferido en el delay Capistan, u otras combinaciones similares).

Strymon Riverside

También es posible controlar, mediante un pedal de expresión, de todos los parámetros que deseemos, incluso varios a la vez, posibilitando modificar los niveles de ganancia, volumen o incluso ecualización con el pie. Adicionalmente, existe un modo especial en que el pedal de expresión actúa de forma logarítmica, conviertiéndose en un posible sustituto de un pedal de volumen. Os dejamos con los vídeos que ha facilitado el fabricante.

Más información | Strymon


¿Te gustó este artículo?
6
Comentarios

Regístrate o para poder comentar