Tecnología

Marshall se asocia con el especialista Sound Leisure para crear un clásico Jukebox

Aunque estos aparatosos reproductores de discos de vinilo que fueron tan populares en los años 40, 50 y 60 nos parezcan un anacronismo en un mundo digitalizado, lo cierto es que tienen un indudable encanto y muchos fans. Algo parecido, salvando las distancias, a lo que pasa con los amplificadores de guitarra a válvulas. Así que tiene un cierto sentido que Marshall haya creado una clásica rockola o gramola en colaboración con Sound Leisure, una empresa familiar que lleva produciendo Jukeboxes artesanales en Yorkshire desde 1978, y la única de Europa que todavía los hace al estilo tradicional.

Marshall_Vinyl_Jukebox side

Si te enamoraste de la nevera Marshall, es muy posible que te guste este Jukebox con toda la estética de sus amplificadores (metales dorados, tolex, rejilla, logo, botones, etc.), que es capaz de cargar 70 singles de vinilo y reproducir las caras A y B para un total de 140 canciones.

Marshall_Vinyl_Jukebox_tocadiscos

El sistema de sonido, que también podemos manejar con un mando a distancia, está compuesto por un amplificador Sound Leisure D4 estéreo de 60+60W con una curva de ecualización específica ajustada por los ingenieros de Marshall, alimentando un sistema de altavoces de 5 vías. Además de incluir Bluetooth para que pueda reproducir de forma inalámbrica la música de nuestro smartphone o tablet, también dispone de entrada de micrófono, y salida y entrada auxiliar (phono). 

El Classic Jukebox sale de fabrica con modo de reproducción gratuito, pero se le puede instalar el clásico mecanismo de pago con monedas a petición del cliente. Su peso es de 120 kg, y como podéis suponer, una maquina artesanal y exclusiva como esta no es barata. Su precio es de 9.495 libras, unos 10.500 €, con certificado de autenticidad incluido. 


Más información | Marshall

¿Te gustó este artículo?
10
Comentarios

Regístrate o para poder comentar