Guitarras

Joe Bonamassa se hace con una Les Paul Standard Burst de 1960 que estuvo décadas en un armario

¿Quién no ha soñado alguna vez con encontrar en un desván una auténtica Stratocaster, Telecaster o Les Paul de los 50/60 que ahora cuestan una fortuna? Una de estas historias que uno cree que ya no suceden, le ha ocurrido a una familia británica que acaba de descubrir que han tenido durante décadas en un armario una autentica Gibson Les Paul Standard de 1960, una genuina y codiciada Burst.

Gibson Les Paul Standard Burst de 1960 apoyada en ampli Fender

La historia que ha compartido en su Facebook ATB Guitars, un negocio especializado en compra venta de instrumentos vintage situado en la localidad inglesa de Cheltenham, comienza en 1967, cuando un guitarrista aficionado compra una Gibson Les Paul Standard tras haber visto a Eric Clapton en directo con una. Al parecer este músico le dio bastante uso a la guitarra hasta finales de los años 70, y entonces fue guardada en un armario donde ha permanecido hasta ahora.

Recientemente, el dueño y su hija, una maestra de escuela, quisieron averiguar su valor para actualizar el seguro de la casa, y tras buscar en internet por guitarras Gibson Les Paul y ver que aparecían precios en torno a las 5.000 libras, decidieron acudir a ATB Guitars para que les hicieran una valoración más precisa. Hay tantas replicas y falsificaciones de este Santo Grial de las guitarras, que al principio en la tienda dudaron de que fuera auténtica. Pero nada más verles entrar con un antiguo "Cali Girl Case" con cinco cierres –se conoce por este nombre a los estuches de las Gibson de aquella época por el color marrón que evoca al bronceado de las chicas californianas–, ya intuyeron que podría ser algo fuera de lo normal, y en cuanto lo abrieron constataron que estaban ante una autentica Les Paul Standard Burst de 1960 con número de serie 00252.

Gibson Les Paul Standard Burst de 1960 en el estuche

Aunque esta anciana e histórica Les Paul no tenía roturas, reparaciones ni daños estructurales, se encontraba en un estado deplorable. Además de los numerosos arañazos y golpes y estar cubierta de mugre, el diapasón de palorrosa estaba totalmente reseco y faltaba un trozo del binding, los afinadores eran inutilizables, y las selletas del puente estaban completamente bloqueadas por el oxido y la porquería. Además, y entre otras cosas, había sido retrasteada, le habían instalado un Bigsby al que le falta la palanca, las pastillas PAF habían sido desmontadas y vuelto a colocar, aunque puede que hubieran sido sido rebobinadas, y habían agujereado el golpeador para insertarle un conmutador.

Cuerpo de la Gibson Les Paul Standard Burst de 1960

A pesar de todo ello sabían que una vez restaurada su valor seria de 6 cifras, y se la llevaron a finales de abril al salón Bristol Guitar Show para enseñarla en medio de una gran expectación. Y claro, Joe Bonamassa, que estaba estos días en Londres tocando en el Royal Albert Hall, no tardó en enterarse y en comprarla tal cual estaba.

Joe Bonamassa con su Gibson Les Paul Standard Burst de 1960

Ahora se la llevará a su santuario Nerdville East en Nashville, y probablemente encargará su restauración a algun especialista como hizo con Lazarus y otras joyas vintage que tiene en su espectacular colección. Quién sabe si dentro de unos meses no vemos unas replicas Gibson/Epiphone de esta "Dirty Burst" como la han bautizado en la tienda.

En la web de ATB Guitars tenéis un montón de fotos en alta resolución mostrando cada detalle de esta Les Paul, que con suerte volverá a sonar pronto en un escenario.

Más información | Facebook de ATB Guitars

¿Te gustó este artículo?
21

Regístrate o para poder comentar