El Precio del Talento

En multiples ambientes musicales es común la pregunta: El músico, ¿nace o se hace? Si os dais una vuelta por los foros de internet encontraréis varios topics en los que cada uno da su opinión sobre si uno tiene la suerte de nacer con talento o simplemente, aprende. He aquí hoy la mía.

Cada persona es un mundo; nace con ciertas aptitudes naturales aunque también puede adquirir otras adecuadamente a una temprana edad. Hay cosas que se le dan mejor y cosas que se le dan peor, porque no tiene tanta habilidad. Lo que yo creo es que, pese a nacer más o menos predispuesto a ciertas actividades, esa habilidad es adquirible con trabajo, esfuerzo y constancia. Voy a centrarme en el ámbito musical.
Yo creo que en verdad hay gente que nace con más predisposición musical que otra, eso a lo que llamamos talento. Quizás es un punto de vista algo duro, pues excluye de "completamente válida" a gente que de verdad ama la música y no podría vivir sin ella, pero es ley de vida; tu genética determina que se te dan bien los número o las letras y que llevar un ritmo no es lo tuyo. Nadie elige con qué dones nace, pero tenedlo muy claro: todos podemos decidir los dones que vamos a adquirir. Todos hemos nacido con la capacidad de aprender, de esforzarnos, de luchar por lo que amamos y que de verdad nos hace sentir vivos. Puede que te cueste afinar más un bending o que seas incapaz de llevar un ritmo pero ¿por qué quedarse ahí? Rompe tus límites, sé tu mismo límite y amplíate con el transcurso del tiempo. Hay gente que ha nacido con el don de la música y con 7 años ya dominan un instrumento, ¿y qué si a ti te va a llevar algo más de tiempo? ¿A caso te importa ese tiempo de más si llegas a dónde deseas?

Lo que quiero dejar claro es que unos nacen más dispuestos que otros, pero lo que tú tienes que hacer es sacar lo mejor de ti, explotar al máximo tus posibilidades, hayas nacido con más o con menos, porque cuando hay trabajo, constancia, esfuerzo y sacrificio, el talento no es más que el resultado de todo ello. Sí, con el talento se nace o no se nace, pero también puedes construírlo a base de currar, estudiar, tocar, experimentar, a base de desearlo de verdad y luchar por ello. ¿Qué eres si naces con un talento descomunal y no lo cultivas? Nada.

Por eso yo recomiendo que te olvides de "quiero tocar como" y te centres en "voy a ser el mejor músico que mi cuerpo puede dar de sí". Porque eso es al final lo que te hará grande. Sé grande.

Rocking in the Free World,
Esperanza Galera

100.jpg

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar