Guitarras de la historia II: La Gibson de BB KING

2346.jpg




En esta segunda entrega de "Guitarras de la historia" vamos a echar un vistazo a una de las hachas de guerra más míticas, queridas y, por qué no decirlo, anheladas por un gran elenco de guitarristas tanto a nivel amateur como profesional.

Nos referimos, como casi todos sabéis, a Lucille; la Gibson del maestro de maestros, el señor BB KING. Bluesman por excelencia y padre del Blues comercial, de indiscutible calidad, sentimiento y solera; al cual es prácticamente imposible desconocer en cualquier círculo musical, no sólo en los exclusivamente cercanos a la guitarra o al blues. No es una referencia musical, sino una referencia histórica.

2347.jpg




Al contrario de lo que mucha gente cree Lucille no es, exactamente, un modelo de guitarra exclusivo, sino que es el nombre que BB KING ha dado a todas sus guitarras desde un mítico y curioso suceso durante un concierto en Kansas, en 1949.

Resulta que, tal día, durante la actuacíon de BB en aquel viejo bar, dos hombres comenzaron a pelear y golpearon, accidentalmente, la estufa de queroseno del local; provocando con esta acción un incendio en el que murieron dos personas. Durante el mismo, BB KING se dio cuenta de que, al salir corriendo del bar, había dejado olvidada su guitarra- una Gibson acústica de aquellos años- junto al escenario. El Rey del blues se jugó la vida para recuperarla (imagináos lo difícil que podía ser para un negro en los años 1940-1950 conseguir una buena Gibson, incluso siendo medianamente conocido). Una vez fuera del local le contaron que aquellos dos hombres habían peleado debido a una mujer, cuyo nombre era Lucille.

BB KING acuñó este nombre, no a su modelo personal, sino a su primera guitarra; y desde aquello, a todas las guitarras que ha tenido en su vida , con ello, porsupuesto, a su modelo custom que fabrica Gibson desde 1981.

Detengámonos en este punto para caer en la cuenta de que Gibson no fabricó a encargo para el público un modelo personalizado de la guitarra de BB hasta 31 años más tarde de que este Bluesman bautizase así a su guitarra.

Ha corrido el rumor de que, tras el incendio, la vieja Gibson acústica de BB adquirío un color negruzco carbón debido al humo del incendio; y que, por ello, el color de su, ahora famosa, Gibson "Lucille" es así. Esto se ha basado en fotos como la que siguen, tomada pocos meses después de aquél suceso.

2348.jpg




Esta afirmación es del todo incierta. En primer lugar, porque la guitarra en cuestión era una acústica semiresonator, muy habituales en la época, hecha con cedro, utilizadas para su toque con slide, y si hubiera tenido que transcurrir el tiempo suficiente para que la madera que encerraba la boca de resonancia de metal cogiera, por acción del calor y el humo, ese tono ennegrecido, hollín y ahumado; el puente, la cejuela y el propio armazón de metal, se hubieran despegado por el calentamiento de la cola de maquetación que se usaba en la época; perdiéndose, por lo tanto, esta guitarra en su totalidad. Aparte de que, lo más importante, esta guitarra ya era muy oscura, debido al tinte del barniz, antes del incidente. Más adelante, para más INRI, el propio BB la pintó de negro para decorarla con su nombre. Cosa que hizo con varias de sus guitarras en esta época de juventud.

2349.jpg




Lo que sí podemos afirmar, a ciencia cierta, sobre Lucille, es que siempre ha estado asociada a las variaciones ,que el propio BB encargó a Gibson, sobre el conocido modelo E-335. Podemos decir que "Lucille", casi siempre ha sido una E-335 modificada al gusto del artista. Pero "por ser" ha llegado a ser, incluso, una telecaster.

Con una gibson E-335 grabó el famoso "Live at the Regal", en 1965, considerado por la crítica internacional como el mejor directo blues de la historia. Estas guitarras de la serie Electroacoustic de Gibson acompañaron a BB en muchas ocasiones. Finalmente, Gibson se ofreció a realizar un trabajo exclusivo para el artista, a medidados de los 70. Las principales diferencias entre Lucille y una E-335 son: el cuerpo semisólido sin las "f" acústicas- para evitar el feedback; es, por tanto, una semisólida "aislada"- y el logo customizado en la pala. También añadió un selector de fase para las pastillas, alternando varias combinaciones tanto en serie como en paralelo.


2350.jpg
2351.jpg




En 1981, Gibson, saca este modelo al mercado internacional y lo pone en producción en serie. Actualmente, sin apenas cambios desde que se comercializó, podemos encontrar esta guitarra al "módico" precio de 4449 $ según el fabricante, y a unos 3400 $ en tiendas de internet. En la línea económica de la casa, Epiphone, podemos encontrar también una versión tributo a la Lucille original por algo menos de 600 $.

Una joya de instrumento para una joya de músico. Todos debemos aprender del gran BB, que pena que muy pocos puedan conseguir una guitarra como esta. Ojalá algún día los fabricantes de estas guitarras custom, exclusivas, se bajen de la parra y empiecen a situar sus precios a unos márgenes razonables en relacíon con la calidad y fabricación del producto. Mientras tanto solo podemos soñar oyendo el rugido entrecortado y apasionante de la guitarra del viejo BB...





por Juanjo Pelegrín
¿Te gustó este artículo?
67
Comentarios

Regístrate o para poder comentar