Guitarras

7 trucos para afinar mejor tu guitarra

Afinar la guitarra es el primer paso antes siquiera de aprender ningún acorde, escala o posición alguna, y aunque es un proceso que todos realizamos a menudo, no siempre conocemos todos sus trucos. Ya sea con un afinador electrónico o con un diapasón, tendremos que aplicar una serie de métodos para asegurarnos de que nuestro instrumento esté perfectamente afinado. Por supuesto, no nos olvidamos de que en realidad la guitarra es un instrumento temperado, o dicho de otro modo, imposible de afinar a la perfección. Esto se debe a que cada cuerda tiene un diámetro y tensión distinto y no contamos con un traste dedicado únicamente a cada cuerda. Aún así, y dentro de los márgenes que la naturaleza de la guitarra nos permite, es posible ganar algo de precisión y estabiliadad siguiendo algunos de los métodos que os proponemos a continuación.

Afinar guitarra

Estirar bien nuestras cuerdas

Supongamos que ya tenemos puestas las cuerdas en nuestra guitarra. Ya sean nuevas o viejas, una buen truco es estirar de ellas con nuestros dedos, con el fin de apretar el nudo en el clavijero, ya que podría no estar tenso del todo. Una buena manera de hacerlo es con los dedos índice, medio y anular de la mano derecha tirando hacia arriba y el pulgar de la misma mano tensando la cuerda hacia abajo, dando 2 o 3 tirones por cuerda. Debemos ir con cuidado con la primera y segunda cuerdas para no romperlas, pero no es algo muy frecuente, por lo que podemos tensar sin miedo. Este método nos evitará sorpresas mientras estamos tocando, ya que una cuerda que no ha sido tensada del todo puede provocar "saltos" de afinación cuando finalmente logra liberarse del todo. Es preferible que eso no ocurra mientras estamos en mitad de una sentida interpretación.

Afinar guitarra

Presionar en el puente con el pulgar

El ángulo que describen las cuerdas en el punto en que salen del puente es también un aspecto importante. Cuando las cuerdas alcanzan el ángulo correcto tras unos días de uso, la afinación se vuelve más estable, pero es algo que podemos acelerar si lo deseamos. En el puente, presionaremos con el dedo pulgar en el punto donde sale la cuerda desde la silleta. De este modo, estamos ayudando a la cuerda a adaptarase antes al ángulo que debe tener.

Afinar guitarra

Afinar siempre de forma ascendente

Cuando nuestras cuerdas están desafinadas, pueden estarlo por dos razones: o están demasiado agudas o están demasiado graves. O dicho de otro modo, las cuerdas estan demasiado tensas o lo están demasiado poco, respectivamente. Cuando están demasiado graves, podemos ir girando lentamente el clavijero para tensar la cuerda (siempre comprobando el afinador) hasta llegar a la nota deseada. Una vez hayamos llegado, podemos estirar las cuerdas, tal y como indicábamos en el primer apartado, para asegurarnos de que la cuerda está estable. Si no lo está, probablemente se destense de nuevo, aunque en menor medida. No es problema: volveremos a repetir la operación.

Pero ahora supongamos que el problema es que la cuerda está demasiado aguda, o lo que es lo mismo, demasiado tensa. Aunque nuestra intuición nos dice que debemos usar el afinador para destensar la cuerda hasta la nota deseada, lo cierto es que deberemos destensarla aún más, alcanzando así una nota por debajo de la deseada. En otras palabras, debemos pasarnos de largo y asegurarnos que estamos por debajo de la nota que buscamos. Es entonces cuando podremos tensar la cuerda para acercarnos, de forma ascendente, a la nota buscada.

Afinar guitarra

Este un proceso no muy utilizado por la gran mayoría de guitarristas, especialmente los principiantes, pero tiene grandes beneficios a la hora de estabilizar la afinación. El misterio de este truco reside en que nuestra cuerda tiene dos tramos importantes: el que va desde el afinador a la cejuela y el que va desde la cejuela al puente. Idealmente, ambos han de tener la misma tensión, pero sólo la afinación ascendente es la que logra ese objetivo. La afinación descendente puede generar diferencias de tensión en ambos tramos, que son la causa de la inestabilidad en la afinación, y que desemboca en cambios bruscos de afinación durante la interpretación. Con las guitarras clásicas este método también es útil, pero por la naturaleza de las cuerdas tardaremos más de un dia en tener la guitarra estabilizada sin que nos baje la afinación. ¡Paciencia!

Si seguimos estos pasos comprobaremos que nuestro instrumento aguanta mucho mejor la afinación. Puede parecer un poco complicado al principio pero con práctica lo podremos aplicar incluso en situaciones de directo donde a veces el tiempo de afinado es mínimo. Es más, si hemos afinado bien la guitarra al comienzo de un concierto o ensayo, al acabar el primer tema esta debería seguir bien. Si por el contrario, alguna cuerda aparece desafinada en tu afinador, haz esta prueba: no afines por el clavijero, y en vez de ello, tensa la cuerda con tus manos. Muchos guitarristas empleamos este truco, y da buenos resultados para ganar tiempo en directo, especialmente si tienes un afinador rápido y a ser posible, polifónico.

Afinar guitarra

Afinar cuando usamos cejilla mecánica

El tema de la afinación cuando ponemos una cejilla también es un quebradero de cabeza para muchos guitarristas. Es posible que tu guitarra esté afinada, pero al colocar la cejilla en tu guitarra, notes que has perdido la afinación. Podemos hacer dos cosas para tratar de corregir esto: una es más rápida y requiere de una preparación previa y la otra es más lenta pero en algunas situaciones de directo quizás sea la más recomendable.

Método 1

La primera consiste en preparar donde exactamente colocaremos la cejilla y con cuanta presión para que la afinación no se nos mueva. Para esto las cejillas Shubb son ideales ya que se “memoriza” la presión que ejercerá la cejilla. Primero afinaremos bien la guitarra como hemos explicado anteriormente. Colocaremos la cejilla con muy poca presión cerca del traste. Iremos girando la cejilla y simultáneamente añadiremos presión con tal de buscar el punto exacto donde no se nos desafine ninguna cuerda y las cuerdas suenen bien ( si hay poca presión de la cejilla alguna cuerda puede no sonar correctamente). No nos olvidemos de tensar las cuerdas una vez esté colocada la cejilla para estabilizar la cuerda. Una vez tengamos la posición la memorizaremos para que en el momento de tocar ese tema en directo coloquemos la cejilla igual que en la prueba. Esta técnica se puede aplicar en directo pero a veces las condiciones de luz entre tema y tema no lo hacen posible.

Afinar con cejilla

Método 2

La segunda manera de poner la cejilla consiste en ponerla a 5mm del traste aproximadamente, tensar todas las cuerdas para estabilizarlas e ir afinando una a una siguiendo los paso comentados anteriormente. Es algo más lento pero se puede hacer casi a ciegas.

Afinar con cejilla

Consejos para afinar guitarras con puente Bigsby

A la hora de afinar una guitarra con Bigsby, tenemos que poner la atención en las cuerdas centrales, ya que son las que tienen el tramo de cuerda más largo desde el eje del clavijero hasta la cejuela. El proceso general de afinación es similar a los anteriores: afinamos un poco por debajo de la afinación deseada, tensamos con los dedos, y justo después, tensaremos también el citado tramo de cuerda especial de los puentes Bigsby. Hay que hacerlo suevamente y, al hacerlo, notaremos que la afinación sube ligeramente. Eso nos hace estabilizar todavía más esa cuerda, ya que este tramo es especialmente largo y necesita alfgo de ayuda extra. ¡De verdad que funciona!

Otro consejo. Hay algunos puentes que van en guitarras de caja que llevan Bigsby que permiten que pivote. En dichos casos es importante que, al poner cuerdas, coloquemos el puente en una posición central que permita que pivote hacia delante y hacia atrás. Esto se debe a que, al mover el Bigsby, la cuerda y el puente se moverán a la vez y volverán a su posición original a la vez. En guitarras en los que el puente es fijo y llevan Bigsby la cuerda se desliza por el puente y es muy probable que la cuerda no vuelva a su posición original.

Afinar con puente Bigsby

Reparar piezas en mal estado

El mal estado de conservación de algunas de las piezas de nuestra guitarra, como la cejuela, pueden ser responsables de la mala afinación de una guitarra. Una cejuela en mal estado puede presentar un canal es demasiado estrecho, dando como resultado el pinzamiento de la cuerda. En general, es recomendable seguir un mantenimiento continuado de todos los puntos físicos de contacto de la cuerda con el instrumento.

Que los clavijeros sean de calidad y que estén bien instalados también ayuda a que la afinación se aguante, pero en ocasiones se trata de una pieza algo sobrevalorada. Más allá de que a su dueño no le guste estéticamente, el cambio de clavijeros no está tan justificado como la mayoría de usuarios de guitarras piensa, puesto que para que tenga un impacto serio sobre la afinación, este ha de ser de muy baja calidad. La mayoría de veces no es culpa del clavijero en sí, sino más bien de cómo estan puesta las cuerdas, cómo afinamos y otras variables.

Afinar cejuela

Procurar no apretar demasiado las cuerdas al tocar

Una última consideración, que tiene más relación con la técnica del intérprete que con los defectos que pueda presentar el instrumento. A veces algunos guitarristas, especialmente principiantes, siguen sufriendo desafinaciones a pesar de que hayan seguido los pasos anteriores. Una de las posibles razones es una excesiva fuerza al apretar las cuerdas contra los trastes, que causa una cierta deformación o desplazamiento lateral en las cuerdas, similar a la que se da cuando efectuamos un bending. Ello, inevitablemente, causa una cierta alteración de la afinación que se hace especialmente evidente cuando tocamos acordes, y más aún si es con distorsión. Así que además del instrumento en si, la afinación también empieza en nuestras manos.

Afinar guitarra
¿Te gustó este artículo?
25
Comentarios

Regístrate o para poder comentar