Amplificadores

Video review del Blackstar HT5 versión combo

A lo largo de los últimos tiempos, Blackstar se ha establecido por mérito propio en la élite de la amplificación, sobre todo, en la relación calidad/precio.

Esta marca está ofreciendo valvulares a un precio asequible para todo tipo de guitarristas, caso del amplificador HT5 que nos ocupa en esta review, un amplificador de 5W RMS (potencia real) que sirve tanto para tocar en casa, como para ensayos o conciertos con microfonía.

Que los 5W del HT5 no os dejen engañar, puesto que son RMS, lo que implica que la potencia en W está bien aprovechada, es "real". Un amplificador RMS puede ofrecer prestaciones de volúmen superiores a las de amplificadores con más del doble de potencia (a veces, hasta el triple) que no sean RMS.

Además, hay que tener en cuenta su carácter valvular, lo que le confiere una potencia muy superior a la de los amplificadores a transistores con una mayor potencia. Esto relativiza el precio de un amplificador valvular de "solo" 5W frente a amplificadores a transistores (que además no son RMS) de un precio similar que supuestamente tienen mucha más potencia, especialmente, cuando usamos el canal de gain.

Por último, hay que reseñar que su salida para pantallas de 8 y 16 ohmnios es una gran ventaja, puesto que nos permite ensayar con mayores volúmenes si disponemos de una pantalla y tocar como si se tratara de un cabezal de mayor potencia, en lugar de utilizar la salida emulada que, como en la mayor parte de los amplificadores, resulta bastante pobre y poco fiel al tono real del amplificador.

Características técnicas

• Potencia 5W RMS
• Valvulas 1xECC83 1x12BH7
• Etapa de potencia push-pull
• Pedal
• Dos canales
• Altavoz 12˝ Blackbird
• Mejora de controles de tono
• Sistema patentado ISF para alterar el tono en el canal de gain
• Salida emulada de altavoz 1x12 y 4x12
• Loop de efectos con regulador de señal de salida
• Footswitch para cambio de canal FS4
• Peso aproximado de 12 kg
• Medidas: 444x237x400

Canales y el innovador control ISF

El Blackstar HT5 incluye dos canales, limpio y canal de ganancia. Sin embargo, su control de tono ISF, exclusivamente diseñado por y para Blackstar, hace de su único canal de ganancia un canal mucho más versátil que podría ser considerado casi como un canal "doble", del que hablaremos ampliamente.

Canal limpio

El canal limpio, con controles propios de volúmen y tono, pero sin control de Eq, tiene un timbre definido, con muchos agudos y marcadamente blusero, como podéis apreciar en el video.

A mi juicio, se presta más a solear o hacer acordes completos que a utilizar para arpegios, por su carácter delgado y agudo, que puede adolecer de falta de calidez en esas parcelas. Sin embargo, un compresor puede solucionar ese aspecto fácilmente.

Los controles de ecualización son únicamente validos para el canal de overdrive, mientras que el canal limpio posee controles propios de tono y volúmen. Me ha sorprendido esa ausencia de ecualización, algo que se compensa con el control de tono, al que si responde restándole ese exceso de brillo y añadiéndole un carácter más cálido y un sonido más grueso.

Canal de Ganancia (Gain)

Sin lugar a dudas, el punto fuerte del Blackstar HT5 es la versatilidad de su canal de ganancia, del que podemos extraer sonidos muy diferentes, desde el típico crunch británico, al sonido pesado de la distorsión tipo Mesa Boogie.

El canal overdrive tiene control de ganancia y volúmen, así como los controles de ecualización que pueden ser aprovechados de un modo específico con la configuración del control ISF.

El control de ganancia es altamente reseñable, ya que el rango va desde un leve overdrive a una distorsión fuerte, parecida a la de marcas como Mesa Boogie, H&K...

En cuanto al volúmen del canal de gain, cuesta creer que hablemos de un amplificador de 5W puesto ofrece un nivel de salida considerablemente superior a la de modelos valvulares de hasta 15W. De hecho, resulta prácticamente imposible tocar en casa con el volúmen "alto" sin preocuparte por posibles quejas, algo que no es problemático ya que el HT5 apenas pierde timbre ni tono con menos salida de volúmen, como les suele pasar a los valvulares.

Llegamos a lo más interesante de este modelo, el control ISF, "infinite shape feature".

El control ISF es una especie de ecualizador extremo. Es posible que los usuarios de Mesa Boogie podáis entenderlo si habéis probado modelos como el triaxis, que traen un ecualizar extremo llamado DV, muy similar a este.

El ISF actúa sobre la ecualización general del amplificador, variando de forma extrema frecuencias determinadas y acercando el sonido del ampli a un estilo más británico (VOX, Fender), con un cierto toque de nasalidad inconfundible, o haciéndolo más agudo y punzante, caso del sonido más americano que se consigue con este controlo al máximo.

Lo mejor es que este control añadido se combina perfectamente con el panel tradicional de ecualización. Como ejemplo, en el video eliminé casi por completo los medios y utilicé el ISF al máximo para conseguir el sonido americano, haciendo una curva de EQ en V (Graves altos, medios casi al 0, agudos altos), mientras que con el ISF al mínimo (sonido británico) elevé los medios y resté bastantes graves, logrando un tono más rockero y vintage.

En definitiva, se trata de una innovación que convierte al Blackstar HT5 en el "rey" de los amplificadores valvulares en su rango de precio o un precio superior.

Configuración y estética

La estética, como podéis ver en las fotos, es tremendamente clásica, con un aire retro muy bien logrado, al estilo de los amplificadores de los años 70.

La configuración es clara. Controles de canales y EQ, junto al power y el standby, en la parte superior del amplificador. Los controles Standby y Power me han desconcertado, puesto que estoy acostumbrado a subir el botón para que esté en la posición ON, y en este caso se hace lo contrario. Puede ser extraño si no estás acostumbrado.

En la parte trasera encontramos las conexiones de corriente, input, diferentes outputs (emulación de salida, salidas jack para pantallas), y la entrada de la pedalera, además de especificaciones de corriente y alimentación. Por supuesto, también viene el loop de efectos.

Esa sección está un tanto oculta, prácticamente dentro del mueble, probablemente para que no sea visible y mejorar la estética general del amplificador. No es, en absoluto, de difícil acceso.

En cuanto al frontal, como podéis ver es muy clásico y, como ya he dicho, tiene un aire vintage, muy al estilo de los clásicos de Fender. El logo es sencillo, muy "british", el amplificador no tiene dibujos ni símbolos, formas extrañas... El diseño es tradicional, sin grandes pretensiones, basado en el principio de sobriedad que caracteriza a esta marca.

Prestaciones y relación calidad/precio

El Blackstar HT5 es perfecto como amplificador de estudio, pero también lo es para ensayar o estudiar en casa, en un local con tu banda... Su salida para pantallas también lo hace apto para tocar en directo sin microfonía.

El sonido convencerá a los más rockeros y su overdrive, combinado con un volúmen de guitarra comedido, gustará a los bluesman. Además, el sonido tipo americano con el control ISF al máximo hará las delicias de los amantes del metal y el rock duro.

En cuanto a la potencia, como he dicho es muy superior a la normal en cualquier amplificador de 5W, dejando en ridículo a la mayoría de sus posibles competidores, sean transistores o valvulares.

No se me ocurre ningún amplificador que pueda competir en un precio tan bajo con el HT5, por lo que mi veredicto es que por su relación calidad/precio, hablamos de uno de los mejores amplificadores del mercado.

Pros y contras

Pros:

Su reducido precio

Canal de ganancia con un control extremo de EQ que te permite tener en un solo combo un sonido americano y otro británico

Muchísima más potencia de lo esperado en un 5W

Gran timbre en canal de ganancia

Versatilidad

Limpios definidos

Gran respuesta a bajo volúmen

Construcción sólida y estética vintage

Pedal de cambio de canal incluído

Calidad/precio insuperable

Contras:

Limpios un tanto delgados, hay que saber encontrar el "punto" con el control de tono.

No hay posibilidad de ecualizar los limpios, un error bastante grave.

Este modelo, al contrario que el HTR, no trae reverb ni efectos incorporados, es indispensable hacerse con pedales o un multiefectos

Valoración

Sin lugar a dudas mi valoración, por todo lo ya expuesto, es un sobresaliente. Sonido muy muy bueno, versatilidad y variedad en la paleta de timbres y, sobre todo, canales saturados y ganancia, limpios más que correctos, estética sobresaliente...

No os voy a engañar, como profesional este modelo me ha gustado muchísimo. De hecho, lo recomendaría a cualquier persona que necesite un amplificador versátil y cómodo, con poco peso, para conciertos "menores" en los que no quiera correr el riesgo de poder estropear un carísimo amplificador boutique.

Amplificadores como este son a los que realmente todos los guitarristas le pueden sacar partido, muy recomendable.

Precio recomendado entre 380 y 400 euros

Distribuidor en España, Suprovox

Guitarras utilizadas para la review: FR Stratocaster Belial Baez Signature y Caparison Dellinger 7 modificada

Review realizada por Belial Báez para guitarristas.info

¿Te gustó este artículo?
43
Comentarios

Regístrate o para poder comentar