2
2

G&L Fullerton Deluxe S-500

Opiniones de usuario (1)

  • Urblaike
    5
    Opinión de Urblaike hace 4 semanas

    Lo mejor: Calidad de construcción, Paleta sonora muy amplia.

    Lo peor: La funda es algo fina. La pala no es para todos los gustos.

    Datos de la unidad comentada | Año de fabricación: 2022 | Precio pagado: 1200 € (nuevo)
    La compré con acabado Margarita Metallic; Es una pintura verde sparkle bastante vistosa que da matices amarillos dependiendo de como le incida la luz. El mástil es un 9'5 y tiene un tacto exquisito, aunque no es tan delgado como uno pensaría. El diapasón es de un palorosa caribeño bastante clarito y con una veta que contrasta muy bien. A mí me gusta. El cuerpo es de aliso, no de caoba como traían las viejas s-500. El puente es fantástico, mantiene la afinación estupendamente pero también trae los problemas de un puente flotante de este tipo. Aunque es una guitarra preconfigurada de serie, sus acabado son excepcionales. Un trabajo de trastes exquisito, sin gotas ni manchas ni marcas por ningún lado. Fenomenal.

    Hablemos del sonido. Las Magnetic Field Desing hacen que la S-500 sea una guitarra algo indómita, salvaje por así decirlo. Si buscas sonidos clásicos de strato añejos, ahí están...pero tienes que dar con ellos. Es una guitarra que hay que perillear, no es solo conectar y tocar. Aunque tengan menos ruido de singles, al ser cerámicas tienen bastante salida para "crunchear" tu amplificador. Los dueños las describen como "Hi-Fi" o una version "Hot Rodder" de la strato clásica, pero Leo fender las ideó como unas pastillas con mayor rango dinámico para modular con su sistema PTB (Passive Treble and Bass system) que controlan los agudos y graves bastante bien. La idea es poner todas las perillas al 5 e ir perilleando poco a poco para encontrar ese sonido que buscas. En este sentido, se trabaja bastante parecido a un amplificador convencional. Puede tocar Blues, Jazz, Country, Surf o cualquier género que quieras rotando perillas y ajustando el volumen, pero no nos engañemos. El lugar de estas pastillas es el Rock, y ahí es donde brilla como ninguna otra. Las pastillas se pueden encarar con una humbucker sin despeinarse. Es alucinante la cantidad de graves y agudos que dan esas pequeñas singles. También trae un selector para agregar la pastilla de mástil, lo que da siete combinaciones diferentes de pastillas.

    Es una guitarra peculiar. Leo la ideó como una evolución de su archiconocida Fender Stratocaster, pero es una guitarra con su propia raza e identidad propia. Y eso es lo que la hace bastante única y especial dentro de la familia de las Strato.