Pik stool, un taburete-amplificador para conciertos acústicos

Jarred Christison es un estudiante de la universidad neozelandesa Victoria, conocido por algunos como el creador del original "Button Caffe Table". En ésta ocasión os traigo un invento suyo más acorde con nuestros gustos y la temática del foro:

Puede que a simple vista parezca una butaca o un taburete, de los que cabría esperar encontrarse en cualquier cibercafé... Sin embargo, los más detallistas ya se habrán percatado del cable que sale de él. No, queridos foreros, no se trata de un taburete calefactor para las frías noches de acústicos y ensayos, si no de un amplificador de guitarra acústica con un efecto de 360 grados.

Este artilugio consta, básicamente, de un amplificador conectado a un altavoz orientado hacia el suelo, que se encuentra en el interior de lo que sería el "asiento" en sí.

La parte de abajo está llena de agujeros que permiten la salida del sonido de forma completamente uniforme 360 grados alrededor del propio guitarrista, dando lugar así a una sensación envolvente que llegará a todo el público sin importar la disposición del mismo respecto del guitarrista.

Pero aquí no acaba la cosa... El amplificador, por supuesto, dispone de un botón On/Off, que se encuentra marcado con un punto rojo debajo del propio forro, protegiéndolo del polvo y la suciedad.

Evidentemente, como todo amplificador, no basta con que funcione y punto, si no que dependiendo de dónde toquemos, necesitaremos más o menos volumen y ganancia, y algo de ecualización no está de más ¿cierto? El señor Christison lo sabe, y para tal efecto ha diseñado algo que personalmente, me parece lo más original de todo, si nos fijamos bien en la foto anterior, bajo el botón On/Off hay cuatro plásticos muy estéticos. Pues bien, resulta que no son simples dobladillos con forro de plástico, si no unos anillos diseñados para girar en torno al propio taburete permitiéndonos modificar el volumen, la ganancia, y ecualizar las frecuencias más graves y agudas.

Llegados a este punto, habrá quien ya esté enamorado del artilugio que nos ocupa, pero habrá otros que piensen que falta algo, ¿cómo me voy a llevar yo un taburete de un lado al otro?. Bien, pues para satisfacción de los que se encuentren en el segundo grupo, y regocijo de los del primero, el PIK Stool nos guarda una última sorpresa.

Las patas y el asiento, son dos partes diferentes, lo que permite algo más de facilidad para guardarlos, pero... ¿Por qué no darle provecho a ambas partes también de forma independiente? A tal fin, su inventor nos propone que hagamos lo siguiente:

El propio diseño del asiento, hace que el orificio donde encajan las patas, permita la extrusión del sonido de forma vertical, de forma que al colocarlo en el suelo, la capacidad de expansión de este sea completa (véase la cuarta imagen del artículo). Pero no conforme con ello, tenemos la opción de utilizar las patas del taburete como apoyo para nuestra guitarra, ya que gracias al forro dispuesto en el extremo que une a las tres, cuya misión original era la de tapar el orificio del asiento, no la rayaremos. Si bien es cierto que no es una sujeción extremadamente segura, resulta más respetuosa con nuestra guitarra que el dejarla contra la pared o directamente tumbada en el suelo como nos hemos visto obligados a hacer muchos.

Para terminar os dejo un vídeo del propio Christison mostrando el invento.

¿Te gustó este artículo?
20
Comentarios

Regístrate o para poder comentar