Efectos

Este pedal de Benson es el primer Fuzz Face de germanio con control de temperatura

Muchos guitarristas prefieren el carácter que proporcionan los transistores de Germanio frente a los de Silicio, a pesar del comportamiento menos fiable de los primeros ante las variaciones de temperatura. Un problema que la compañía de Portland asegura haber solucionado con su nuevo Germanium Fuzz.

Benson Germanium Fuzz white

Este pedal basado en el circuito del conocido Fuzz Face de los años 60, emplea un par de transistores de Germanio 2N527 o 2N404 seleccionados y emparejados, que en este nuevo diseño patentado por Benson, regula el Bias automáticamente mediante un circuito térmico que calienta suavemente los transistores hasta un punto de funcionamiento preestablecido mediante componentes analógicos, para garantizar un sonido consistente independientemente de la temperatura exterior.

Benson Germanium Fuzz black

Cuando el Led del pedal es de color naranja los transistores se están calentando para aumentar la ganancia y cambiar el punto de bias al voltaje correcto. Cuando se alcanza la temperatura óptima el Led cambia a verde para indicar que el calentador está apagado. Según Benson, esto permite un funcionamiento estable del circuito en un rango de temperaturas de entre 0 °C y 38 °C, aunque aseguran que seguirá teniendo un funcionamiento correcto fuera de ese rango.

Benson Germanium Fuzz black and white

Ya que el color de la pintura del recinto también puede afectar a la temperatura interna al incidir el sol en él, la compañía incluso ha creado dos versiones de este pedal dependiendo del uso y clima en el que vayamos a utilizarlo. El Solar White de color blanco está recomendado para uso al aire libre con exposición directa al sol, mientras que el Studio Black funcionará mejor en interiores o climas más fríos.

El Benson Germanium Fuzz, que puede ir de un booster a un overdrive o un clásico fuzz, cuenta además con un Buffer Clase A en la entrada para compensar la baja impedancia de estos circuitos y mejorar su comportamiento al usarlo en combinación con otros pedales.

A continuación tenéis un par de demos:

Y aquí un pequeño documental sobre este pedal con su creador Chris Benson explicando detalles de su desarrollo:

El Germanium Fuzz funciona con una fuente de alimentación estándar de 9 V con negativo al centro, tiene un precio de 299 dólares, y como los transistores de germanio que usa son difíciles de conseguir, su producción dependerá de los suministros para fabricarlos.


Más información | Benson Amps

¿Te gustó este artículo?
15

Regístrate o para poder comentar