Llega a Europa la Epiphone tribute Les Paul standard

2432.jpg


Los amantes de la submarca de Gibson están de suerte. Llega a las principales tiendas europeas la nueva Les Paul standard "tribute", presentada en la NAMM y musikmesse de este año.

Una guitarra que es significantemente más cara que sus iguales y que quizá supone un punto de inflexión en la filial asiática de Gibson, ya que no hay, hoy por hoy, otra epiphone más completa y mejor fabricada respecto a la Les Paul original.

Gibson nos asegura que está guitarra está construida según las especificaciones de la Les Paul Standard de 1959 (una pieza de auténtico coleccionista, se trata de una de las Les Paul más buscadas y, curiosamente, salió al mercado sin el famoso golpeador Gibson). Disponible en los dos colores originales en los que salió al mercado: faded cherry sunburst y transluced black, se trata de una auténtica joya dentro de la familia Epiphone; ello es debido a la construcción y los componentes que trae. De ahí que sorprenda incluso a los detractores (como yo) de esta filial oriental de la escudería Gibson.

Cuerpo: caoba maciza con tapa de arce curvada, la misma construcción de la Les Paul original. Con Binding de PVC que recorre todo el cuerpo y el mástil. Sin agujeros (non-chambered body) un peso aproximado de 3.5/4 kilos. Terminado en poliuretano.

Mástil: de caoba y pintado, inlays de madreperla, unión encolada con el cuerpo con premium titebond (el mismo adeshivo usado en las americanas) Perfil asimétrico en D 1960 "slim taper"; lo que garantiza un ajuste a la mano y una facilidad para bendings y vibrato sorprendente (si alguien ha probado una les paul goldtop sabe a que me refiero). Radio de 14 pulgadas y escala tradicional de 24.75´´, diapasón de palosanto macizo (no es palosanto laminado como las epiphone "del montón"). Bingind color crema a lo largo de todo el mástil y 22 trastes jumbo.


Clavijeros y puente: clavijeros Grover de bloqueo con las palometas en acero inoxidable y con el diseño original de Gibson 1959 Les Paul. Ratio de afinación de 16:1, cejilla de PVC en crema de 1.68´´. Puente y tailpiece originales de Locktone hechos de zinc y níquel.

Electrónica: la parte fuerte de esta guitarra. Pastillas classic 57 originales de Gibson (unos 250 euros en el mercado), potenciómetros de tono Mallory 150 (made in USA) con push-pull para pasar a simple cualquiera de las dos pastillas, selector original de Gibson y entrada jack clásica atornillada en cuatro puntos.

Estuche Epiphone Les Paul incluido.

Precio de catálogo: 1139 dólares

Precio tiendas europeas: apróximadamente 600 euros


OPINIÓN: Mientras estaba escribiendo este artículo no ha parado de sonar en mi cabeza la palabra "Orville". Sinceramente, creo que Epiphone merece una segunda oportunidad, últimamente se han puesto las pilas y hay que reconocérselo; están dejando de hacer "escobas" y sacando al mercado alternativas más que interesantes a sus competidores que, hasta hace nada, estaban muy por encima de epiphone. Las Epiphone de gama alta están ya al mismo nivel, si no lo han superado aún, que las Gibson de gama baja; tan sólo hemos de fijarnos en detalles como el limado de trastes, el acabado conjunto, la octavación y el nervio general del instrumento para darnos cuenta. Con las series futura, Ex, Custom y, ahora, Tribute; Epiphone ha dado un salto de calidad que yo reconozco sin dudarlo. Espero que el factor lotería haya terminado para siempre.



por Juanjo Pelegrín
¿Te gustó este artículo?
41
Comentarios

Regístrate o para poder comentar