Guitarras

Kramer SM-1 H, dos pastillas menos pero más simplicidad

Al final, hay muchas veces en que de una guitarra solo usamos una pastilla, y aunque ha habido épocas en que había un poco de horror vacui entre los fabricantes — y se afanaban a encajar como fuese 3 pastillas, 24 trastes, tropecientas conmutaciones de single coil, y Floyd Rose—, parece que esa moda ya no pesa tanto. Han regresado algunos diseños de una sola pastilla en diversas marcas, y Kramer ha sido la última de ellas en hacerlo con la nueva SM-1 H.

Kramer SM-1 H

Poco misterio tiene la cosa: Kramer es famosa por sus diseños de doble cutaway estilo superstrato con Floyd Rose, y esta no es una excepción. Basada en el modelo clásico Stagemaster Mach II, la SM-1 ya existía con una configuración de 3 pastillas, pero su nueva derivada SM-1 H difere en ese detalle: ofrece una sola pastilla de puente (una Seymour Duncan JB) controlada por una única perilla de volumen que, eso si, al estirarla nos permite poner la pastilla en modo serie o paralelo.

Kramer SM-1 H

En cuanto a la construcción, algunos esperarán oír aliso y arce al ver la pinta de la guitarra, pero lo cierto es que el cuerpo y mástil de esta guitarra son caoba, y lleva un diapasón de ébano. Eso sí, tiene 24 trastes, escala de 25.5" y está disponible en 3 colores bastante vistosos que tienen nombres que creo que han sacado de los Decepticons: Buzzsaw Gold, Shockwave Purple y Tronius Silver. El puente es un modelo Floyd Rose 1000 (con su cejuela a juego), y el resto de los herrajes son Kramer.

Kramer SM-1 H

Más información | Kramer

¿Te gustó este artículo?
11

Equipo relacionado

  • Kramer SM-1 H
    Kramer SM-1 H

Regístrate o para poder comentar