Artistas

Un estudio sugiere que parte del público no volverá a ir a conciertos tras el coronavirus

El estudio realizado por Performance Research and Full Circle Research Co. ofrece una visión que se nos antoja un tanto tenebrosa de la música en directo tras la crisis del coronavirus. Tampoco pecamos de ingenuos: todos los eventos multitudinarios sufrirán pérdidas económicas, de eso estamos seguros, y también sabemos que es imposible hacer que la actitud del público vuelva ser la de antes de la pandemia de forma instantánea. Se trata de un hecho muy perturbador, que hará pensárselo dos veces a más de uno antes de volver a acudir a un lugar concurrido.

Festival de música

Pero si hablamos de pesimismo es porque los datos del estudio del que hablamos, y del cual ha hecho eco Ultimate Classic Rock muestran que un 47% de las personas a las que se les hizo la encuesta "se sentirían asustados durante mucho tiempo" al preguntarles que sentían acerca de la idea de ir a un concierto grande. Un 44% indicó que pensaba ir a menos conciertos de ahora en adelante, y al preguntarles cuándo planeaban comprar una entrada de nuevo, el 56% marcó que la compra tendría lugar entre "dentro de unos meses" y "posiblemente nunca".

Aunque no hemos tenido acceso al estudio original (algo que seguro resolvería muchas dudas) la información dada por UCR da pie a numerosas críticas: en primer lugar existe un gran margen de variación entre "dentro de unos meses" y "posiblemente nunca", como para englobar aun 56% en ese grupo. De hecho, lo que nos parecería realmente extraño es que alguien comprara un ticket para un concierto a corto plazo, cuando casi todas las giras están paradas.

Concierto muy lleno

Otro elemento a tener en cuenta es que la muestra de encuestados es de 1.000 individuos, es decir, no muy grande, algo que suele afectar negativamente a lo representativo de los resultados en estadística. Por tanto, el análisis y las conclusiones son algo que habría que acabar de comprender mejor.

Pero dejando los datos aparte, si hay algo que tenemos que admitir, y es que el mundo de la música en directo se basa siempre en la idea de meter a mucha gente, normalmente muy pegados unos con otros — y a veces hasta sudados — en un recinto. Y es bastante lógico pensar que tras el shock de la situación actual, recuperar una costumbre como esa puede suponer un gran esfuerzo mental para amoldarse a ello otra vez. Veremos qué le depara el futuro a la música de conciertos.

Concierto en vivo

 

¿Te gustó este artículo?
12

Regístrate o para poder comentar