Efectos

Bill Finnegan admite finalmente que el Klon Centaur original está vacío

Esta fue nuestra inocentada del 28 de diciembre

Acaba de caer un mito: el archinocido Klon Centaur, uno de los overdrives mejor valorados, y por el que se está pagando actualmente unos 2.000 dólares, no hacía en realidad nada. Su creador, Bill Finnegan, ya incapaz de soportar la presión que le ha acarreado la enorme popularidad del producto, ha terminado por admitirlo en una entrevista realizada a Guitar World: “ese pedal nunca hizo nada, estaba completamente hueco por dentro”.

Lo cierto es que las primeras unidades hechas por Bill fueron mostradas a amigos y a los músicos profesionales de la zona: “era sólo una carcasa. A mí me gustaba hacer carcasas bonitas, con centauros a punto de darte un espadazo. ¡Les advertí que estaban vacías! Pero ellos no me escuchaban, estaban empeñados en asegurar que era el mejor tono que habían oído…así que ví una oportunidad y la aproveché

Klon Centaur
Este es el aspecto del interior de las unidades originales del famoso pedal.

Llegada la hora de comercializarlo, Finnegan decidió incluir algunos componentes en su interior para no levantar las sospechas de aquellos que eventualmente pudiesen decidir abrir el pedal para examinarlo. Para ello, empleó partes del transistor que su abuelo usaba para escuchar el fútbol: “Después de eso, el transistor ya no sonaba, pero a mi abuelo pareció no importarle, ya que seguía usándolo”. Sin embargo, esos componentes no hacen nada: un análisis detallado de las unidades originales ha revelado que la señal pasa de lado a lado del pedal sin entrar en contacto con ninguno de ellos.

Klon centaur
"La gente se ha rayao mucho con mi diseño, pero en verdad lo metí to en plan random"

Lógicamente, semejante bomba ha desatado un mar de reacciones en internet. Aunque la mayoría se sienten contrariados por haber gastado miles de dólares en un pedal que, realmente, no hacía nada, hay otros que afirman que el mero contacto con el jack de entrada ya está mejorando su tono. Incluso en España hay comunidades de guitarristas que, enfadados, han salido a la calle a expresar su postura frente al hecho.

Emosido engañado

Depués de que la tensión escalase hasta el punto de provocar altercados y daños materiales como contenedores quemados, Finnegan decidió salir a dar la cara en una rueda de prensa con ánimo de poner fin al conflicto: “Hoy tengo que pedir disculpas a la comunidad de guitarristas por no haber sido honesto con ellos, pero me gustaría pensar que podemos extraer un bello mensaje. El sonido estuvo en sus dedos desde el principio”. Sabias palabras las de Finnegan, aunque no convencieron a las autoridades legales estadounidenses, quienes han dictaminado que Finnegan se coma todos los pedales que hizo durante el período de venta del Klon Centaur (1990-2009). En la siguiente imagen le vemos cumpliendo condena, instantes antes de que pidiese pan para "pasarlos mejor", privilegio que le fue finalmente concedido.

Bill Finnegan
¿Te gustó este artículo?
30
Comentarios

Regístrate o para poder comentar