Teoría y técnica

Improvisación: articulación y ritmo del fraseo (I)

¿Qué es el fraseo? ¿Para qué sirve?

Vamos a hablar de un tema al que quizás no se le presta la suficiente atención en los diversos artículos que podemos encontrar por Internet; la articulación del fraseo, algo crucial para que nuestras improvisaciones suelen, no sólo frescas, sino más personales.

Dividiremos el artículo en dos secciones, una de las cuales tratará de hacer comprender los fundamentos del fraseo musical (en qué consiste y cuál es su paralelismo con el lenguaje "ordinario") y otro que buscará la integración práctica, mostrando ejemplos de grandes músicos y su forma de enfocar el fraseo.

El fraseo es la forma particular de tocar de cada guitarrista, es su alma, su modo de entender la música, su estilo. Es el elemento menos destacado en libros de música, pero a la vez es el más importante. Es lo que diferencia guitarristas que utilizan las mismas escalas y recursos, pero suenan completamente diferentes. Es aquello que hace de BB King una figura mundial y le diferencia de todos aquellos que tocan escalas pentatónicas sobre las mismas progresiones de acordes, es lo que hace que Marty Friedman sea capaz de sonar oriental, pero conserve un estilo reconocible para los oyentes occidentales. También es el elemento que hace que no te encuentres cómodo con tu propio estilo, a pesar de que tu técnica y tus conocimientos debieran permitirte expresarte mejor. Tiene mucho que ver con la forma de tocar, más plana y con pocos matices, de muchos músicos, o con esa sensación de "discurso atropellado" que transmiten muchos guitarristas.

Cuando escuchamos a Santana, David Gilmour, Vai, Kotzen, Pat Metheny, Lukather… estamos escuchando, no sólo una elección de notas determinada, una forma de hacer el vibrato, o una técnica prodigiosa de hacer bendings, algo que al fin y al cabo cualquier persona puede llegar a hacer con maestría. Escuchamos la forma de hablar del guitarrista, las pausas de su lenguaje, nos metemos en su cabeza y escuchamos cómo nos habla. El fraseo es, por lo tanto, el aspecto más personal de la interpretación de la música, ya que no depende de la técnica, ni de la teoría, sino de la forma de sentir y pensar de cada uno, no ya en el plano musical, sino en el aspecto vital. Sin embargo, el fraseo se aprende, es posible encontrarse a uno mismo y dirigir nuestra identidad musical, de forma que esté en sintonía con cómo sentimos. El fraseo es innato, si, pero casi todos los músicos tienen que descubrir cuál es su fraseo, y uno de los errores más comunes, es tratar de "copiar" el estilo de otro que no entiende la música como nosotros, únicamente porque nos gusta, o es un dios en el Olimpo de los guitar heroes.

Primero hemos de aclarar que es el fraseo en el contexto musical. Cuando improvisamos, podemos utilizar diversos recursos y enfoques. Unos guitarristas utilizan el clásico sistema de licks, pequeñas partes de un solo o motivos musicales que se mezclan entre sí para obtener la llamada frase musical. Otros, en cambio, utilizar un sistema diferente, tocando mediante arpegios (caso de jazz), aproximaciones cromáticas, aproximaciones diatónicas… al margen del enfoque teórico -técnico que utilicemos a la hora de afrontar una improvisación, debemos conceptuar la improvisación como un lenguaje con significado propio. El fraseo es esa forma de utilizar el lenguaje y las frases, el ritmo que podemos imprimir a nuestra forma de comprender este lenguaje, cómo articulamos. Al igual que unas personas hablan más o menos rápido, con pausas, sin ellas, con la boca más cerrada y vocalizando poco o vocalizando mucho, un guitarrista, al margen de sus conocimientos, termina hablando y expresando con un lenguaje que depende de la articulación de sus conocimientos.

 

Elementos del lenguaje musical; letras, sílabas, palabras y frases

Al igual que lenguaje hablado o escrito, el lenguaje en una improvisación se compone de diversos elementos que conviene conocer. Hay elementos con un significado y elementos, que por sí solos, no significan nada. Vamos a detallar esos elementos, y a explicar, mediante una metáfora con el lenguaje escrito, como podemos articular nuestro lenguaje en la improvisación.

Como en el lenguaje humano, donde existe una unidad mínima, que sería la letra, en el lenguaje musical existe las notas. Como las letras, las notas no significa nada por sí solas. Necesitan de un contexto para funcionar y que nuestro cerebro detecte un significado. Así como una letra e es únicamente una letra para nosotros, y no viene a significar nada, una nota  do carece de significado por sí misma. Ambas, nota y letra, necesitan relacionarse con otras notas o letras para tener un mínimo significado. Aún así su importancia es clave, ya que el lenguaje no podría existir sin estos elementos y significado.

El siguiente elemento a tener en cuenta si que tendría un significado o al menos sería traducible como un sonido que reconoceremos en las distintas palabras; hablamos de los intervalos, que vienen a ser las sílabas del lenguaje musical. Un intervalo, como ya estudiamos en el pasado, es la relación que se establece entre dos notas cuando estas tienen una distancia definida. Es decir, en el intervalo no importan las notas, sino la distancia que existe entre esas dos notas. Igual que en las sílabas lo que importa es el sonido generado por la relación de las dos palabras. Las sílabas y los intervalos no suelen tener significado propio, aunque existen excepciones. En un momento determinado, un intervalo, al ser reconocido por nuestro cerebro como un sonido propio, puede tener un significado dentro de un contexto musical (al tocarlos sobre un acorde, o al terminar una melodía con un determinado intervalo). Igual ocurre con las sílabas, puesto que si yo ahí estilo la sílaba si de la palabra sílaba, no significa nada, pero en otro contexto si significa afirmación.

Al unir sílabas entre sí podemos obtener diferentes palabras, cuyo significado ya es pleno, aunque la mayor parte tienen diversos significados según el contexto en el que aparezcan. Ocurre de forma idéntica con los intervalos. La unión de diversos intervalos, genera escalas, acordes… las escalas y los acordes son las palabras de la música. Tienen un significado por sí mismas que nuestro cerebro reconoce con facilidad (pensemos en la escala de do mayor), pero ese significado es múltiple, y depende de muchos factores. Contexto musical (no es lo mismo una escala sobre una progresión de acordes, que sobre otra totalmente diferente), orden de los intervalos, pausas y espacios entre los intervalos…

Cuando mezclamos diferentes palabras, o en este caso acordes y escalas con diferentes ordenamientos, saltos de intervalo, distintos ritmos, o diferente expresividad, tenemos las llamadas frases musicales. Una frase musical tiene significado por sí misma, y si bien ese significado también depende del contexto (podemos escuchar el mismo lick o arpegio tocado en diferentes temas, y su significado variará muchísimo), por sí sola expresa algo; cualquier persona puede tocar una frase musical sin un colchón de acordes o fondo, y esa frase puede expresar algo que el oyente capte, un mensaje, puesto que al final el lenguaje de la música se basa en expresar y transmitir un mensaje. En este contexto, podríamos entender los licks cortos como frases de un par de palabras, que necesitan de otras para ser completados.

 

Esta misma semana veremos la continuación de este artículo, mucho más centrada en el plano práctico, en la que hablaremos de la articulación y el ritmo, con ejemplos prácticos de temas conocidos por todos.

Abordaremos elementos básicos del fraseo de un guitarrista, como son el tamaño o duración de las frases empleadas, el uso de los ritmos y la velocidad del discurso musical, y el uso de los silencios y las pausas en el lenguaje, ahora que comprendemos el paralelismo entre el lenguaje musical y el lenguaje hablado/escrito.

Hay que resaltar que éstos comparten incluso vínculos cerebrales en el nivel de procesamiento de la cognición humana ("pensamos" de forma similar el lenguaje musical y el lenguaje tradicional).

¿Te gustó este artículo?
127
Comentarios
  • 1
  • 2
  • #1 por bhdmr el 19/03/2013
    Brutal, gran aporte compañero, crear fraseos... antes tengo que practicar mucho para pillar mi estilo
    ;)
    1
  • #2 por yellow dog el 19/03/2013
    Joder Manu, no puedes hacerte una idea de lo que esperaba un articulo como este, suelo decir que llevo unos 3 años (años de aficionado) buscando lo que llamo, motivo, desarrollo y conclusion, que en definitava vine a se algo parecido a lo que nos comentas, crear motivos que ritmica y meldicamente esten vinculados a la base.

    Tu articulos siempre son interesantes, pero estos los seguire con todos los sentidos que me sea posble.

    Agradecido compañero.
  • #3 por angelladoh el 19/03/2013
    Jamas se me olvidara esa metafora. Impresionante!
  • #4 por Manuel_Baez el 19/03/2013
    Espero que la segunda parte os guste, esta mas enfocada al aspecto practico, con consejos
    1
  • #5 por Marcos Contel el 19/03/2013
    Muy interesante punto de vista esta comparación entre lenguajes. Aunque mi nivel teórico es muy pobre, espero sacar partido de esa siguiente parte práctica a ver si puedo convertir mis "balbuceos musicales" en alguna cosa más coherente.

    Muy agradecido por el artículo.
    1
  • #6 por jortum el 19/03/2013
    Te felicito, me parece perfecto el paralelismo que has usado y creo que ayuda mucho a entender más el lenguaje musical a los que no sabemos mucho de teoria.

    Espero con impaciencia tu próximo articulo.

    Gracias y un saludo
  • #7 por ryukenken el 19/03/2013
    Qué curioso!!! La semana pasada me preguntaba por qué nació la música, cuál fue el origen; y sobretodo me flipaba, ¿por qué me hace sentir la música esa cosa? Y es que la música es lenguaje, peña. Por eso nos llega al cerebro y nos activa la química de las emociones, cómo nos hace la vida, y ¿qué es la vida sino lenguaje?
  • #8 por Manuel_Baez el 19/03/2013
    Me alegra ver que os gusta! El siguiente artículo no debe asustar a nadie, porque no es "teórico", son consejos para cambiar nuestro modo de frasear que puede aplicar cualquiera, de un nivel avanzado, profesional, amateur, o quien solo sabe un patrón y 4 licks, espero que sea de ayuda!
  • #9 por víctor m. el 20/03/2013
    Enhorabuena por el artículo!! :ok:

    Espero impaciente la segunda parte :esperando:
  • #10 por Manuel_Baez el 20/03/2013
    Gracias Víctor ;)

    #7 La música tiene vinculación directa con el lenguaje y (obviamente) las matemáticas. No recuerdo quién dijo una vez que la música era la matemática hecha emoción, y creo que no le falta razón. Hay relaciones interválicas que causan efectos de melancolía, alegría, o incluso desagrado en el cerebro humano al escucharlas. Y, si bien hay diferentes reacciones y matices, lo cierto es que si que sentimos algo parecido al escucharlo.
  • #11 por Ricardo_R el 20/03/2013
    Esperamos ansiosos esos consejos practicos de la segunda parte :locomotora:
  • #12 por víctor m. el 20/03/2013
    Respecto a lo que comentas Belial_Baez, sobre los sentimientos y los acordes, yo he de decir que eso lo fuí descubriendo poco a poco a medida que fuí creciendo ya que nadie me lo explicó...también he de decir que, aunque tengo muy buen oído para la música y el reconocimiento de acordes y rítmos, siempre he sido un negao en matemáticas :sonrojado:

    Y en cuanto a la improvisación es muy importante que no te sobrepase la emoción o el sentimiento al improvisar o hacer un solo improvisado ya que puedes echarlo todo a perder al verte desbordado por esa emoción...y lo digo por experiencia, con los años he ido aprendiendo a moderar mis emociones tocando en directo y hemos salido ganando todos :D
    1
  • #13 por lazu el 20/03/2013
    gran articulo.
    me ha venido muy bien
  • #14 por adur el 20/03/2013
    Belial, estás que te sales con estos aportes que no tienen precio, compañero...

    Mil gracias, :palmas2:
  • #15 por matv el 20/03/2013
    Al leerlo siento que ya toco mejor jaja.

    Muy inspirador, gracias.
  • #16 por Manuel_Baez el 20/03/2013
    Gracias a todos. Estoy tratando de hacer artículos que ayuden a todos los niveles, a ver si es posible. Muchas gracias a la comunidad por el apoyo constante, sois geniales
    1
  • #17 por jimyhendrix el 20/03/2013
    Gracias espero con gran interés la segunda parte :)
  • #18 por dclive el 20/03/2013
    Muy interesante, espero la segunda parte del articulo.

    Un saludo
    DCLive
  • #19 por Thorin el 20/03/2013
    Buenisimo el articulo...

    Salud!!
  • #20 por mxr el 20/03/2013
    Como siempre das en la "tecla".
    Hace dos semanas me entusiasmé tanto con el artículo de las rutinas que no te di ni las gracias, ya esta subsanado el olvido.
    Gracias por que aparte de compartir tus conocimientos tienes la virtud de tocar, en tus artículos, temas de gran interés y sobre los que no hay tanta información.
  • #21 por nessdist el 20/03/2013
    Muy bueno, espero tambien con ansia la sgunda parte !!
  • #22 por G624 el 21/03/2013
    Gracias compañero, cosas como estas no se encuentran ni en los mejores libros de música como ya lo haz dicho. Motivador el artículo. Sigue así tío que muchos en este foro te lo agradeceremos de por vida, o por lo menos cuando estemos en un directo recordando estos conceptos que nos llevaron a ser mejores interpretes de nuestro instrumento.

    Saludos
  • MOD
    #23 por Miercoles el 21/03/2013
    Qué bien te explicas... Buen artículo :)

    A la espera de la segunda parte :D
  • #24 por borispulido el 21/03/2013
    buen articulo
  • #25 por dajrt el 22/03/2013
    Gracias... Muy Bueno!!!
  • 1
  • 2