Todas las categorías
  • Todas las categorías
  • Guitarras y bajos

ALDERON LP GUITARRA DE BOUTIQUE ARTESANAL. EXTRAS, BUEN ESTADO.

Por Mestre_Oldschool75 el 05/11/2018 en Valencia
Expiración: 24/10/2019 Visto 1753 veces
650 €
El usuario ha marcado este anuncio como vendido
ALDERON LP GUITARRA DE BOUTIQUE ARTESANAL. EXTRAS, BUEN ESTADO.
  • ALDERON LP GUITARRA DE BOUTIQUE ARTESANAL. EXTRAS, BUEN ESTADO.
  • ALDERON LP GUITARRA DE BOUTIQUE ARTESANAL. EXTRAS, BUEN ESTADO.
  • ALDERON LP GUITARRA DE BOUTIQUE ARTESANAL. EXTRAS, BUEN ESTADO.
  • ALDERON LP GUITARRA DE BOUTIQUE ARTESANAL. EXTRAS, BUEN ESTADO.
  • ALDERON LP GUITARRA DE BOUTIQUE ARTESANAL. EXTRAS, BUEN ESTADO.
  • ALDERON LP GUITARRA DE BOUTIQUE ARTESANAL. EXTRAS, BUEN ESTADO.
  • ALDERON LP GUITARRA DE BOUTIQUE ARTESANAL. EXTRAS, BUEN ESTADO.
  • ALDERON LP GUITARRA DE BOUTIQUE ARTESANAL. EXTRAS, BUEN ESTADO.
  • ALDERON LP GUITARRA DE BOUTIQUE ARTESANAL. EXTRAS, BUEN ESTADO.
  • ALDERON LP GUITARRA DE BOUTIQUE ARTESANAL. EXTRAS, BUEN ESTADO.
  • ALDERON LP GUITARRA DE BOUTIQUE ARTESANAL. EXTRAS, BUEN ESTADO.
  • ALDERON LP GUITARRA DE BOUTIQUE ARTESANAL. EXTRAS, BUEN ESTADO.
  • ALDERON LP GUITARRA DE BOUTIQUE ARTESANAL. EXTRAS, BUEN ESTADO.
  • ALDERON LP GUITARRA DE BOUTIQUE ARTESANAL. EXTRAS, BUEN ESTADO.
  • ALDERON LP GUITARRA DE BOUTIQUE ARTESANAL. EXTRAS, BUEN ESTADO.
  • ALDERON LP GUITARRA DE BOUTIQUE ARTESANAL. EXTRAS, BUEN ESTADO.
  • ALDERON LP GUITARRA DE BOUTIQUE ARTESANAL. EXTRAS, BUEN ESTADO.
  • ALDERON LP GUITARRA DE BOUTIQUE ARTESANAL. EXTRAS, BUEN ESTADO.
Por circunstancias y sentido práctico reduzco mi arsenal. Buen material elegido con lupa, mejorado en todo lo posible y bien cuidado. Las descripciones y los precios son realistas, así que POR FAVOR, NI TRUEQUES NI REGATEOS.

Esta es una guitarra muy rara y no sé cuántas habrán en este país pero serán bien pocas porque las tiradas eran reducidas y la marca duró poco. Alderon surgió a principios de 2000 por obra y gracia de Erhard Bochen, un "guitar guru" alemán que quiso ofrecer guitarras artesanales de alto nivel: maderas seleccionadas y confección manual a cargo de un amigo suyo (el luthier de Branzo Guitars, aún en activo a día de hoy). Ideó los distintos modelos tomando lo mejor de los diseños clásicos / tradicionales y añadiendo algunos giros originales (no solo estéticos, como vereis en las especificaciones técnicas).

Estas guitarras tuvieron un precio de catálogo en torno a los 1.500 - 2.000 €. No soy quién para juzgar si era excesivo, pero las pocas que se ven oscilan entre los 600 y los 1.200 € y eso ya da una idea de que pese a ser desconocidas tienen una calidad indudable. Este ejemplar es recomendable por muchas razones: dentro de lo atípico de ese modelo es la variación más clásica (acabado "all gold" en vez de sunbursts con base metalizada y/o colores de dudoso gusto), está prácticamente impoluta y la he tuneado hasta el tuétano para dejarla como bien merecía la base o "mueble" de la guitarra (construcción envidiable, pero a nivel de herrajes y complementos había bastante que mejorar aunque se tratase de una guitarra "de boutique"). Creo que el precio es razonable (si ya es difícil hallar una Alderon Viola Standard en venta, probad a encontrar una que se vea y suene igual que ésta) y por si no hubiese quedado claro antes: NO tengo intención de malvender esta guitarra ni de truequearla por nada, aunque fuera la última botella de Southern Confort que se mamó la Janis antes de morir. Tengo otras cosas que vender y paciencia para esperar a que una persona que sabe lo que quiere compre con pleno conocimiento de causa, pagando el precio indicado sin rechistar... así que a truequear y regatear a la feria del ganao, por favor.

Basta con ojear las características técnicas y materiales de este modelo para comprender hasta qué punto se trata de un instrumento de calidad:

- Maderas seleccionadas (caobas ligeras, arce europeo de primera, diapasones de palorrosa de Madagascar, etc) con un número de piezas mínimo para una mejor transmisión sonora.

- Mástiles tipo "sandwich" (listón central de caoba con laterales de arce flameado) con una gran resistencia a la deformación y las fracturas por impacto (en sus descripciones afirmaban que son, literalmente, a prueba de roturas).

- En los mástiles encolados la unión es de tipo "extra long tenon". El long tenon es una pestaña que prolonga el encaje del mástil más allá del final del diapasón y penetra hasta un tercio de la cavidad de la pastilla de mástil (el consenso general es que aumenta la solidez y mejora la transmisión sonora, y tengo comprobado que "algo de eso hay"). El tenon de esta guitarra llega casi hasta el final de la cavidad de la pastilla de mástil, de modo que si un long tenon mejora el sonido y es más sólido no cabe duda de que un tenon aún más largo solo puede ser mejor todavía (o cuando menos "no hace ningún mal", suponiendo que todo fuese pura mística guitarrera). Así como muchas guitarras (incluyendo algunas Gibson de la Custom Shop) presentan unos huecos de espanto en el encaje del mástil que echan a perder la transmisión sonora, en este ejemplar todo está bien enrasado.

- El peso reltivamente ligero de esta guitarra (3,60 - 3,70 Kg) la hace muy resonante y vivaz en comparación con las típicas LP que rara vez bajan de los 4 Kg. Esto se debe a la elección de caobas de buena calidad (las réplicas de medio pelo suelen pesar siete arrobas por el uso de maderas demasiado densas con un sonido turbio / empastado y bastante muerto a nivel de resonancia).

- Lacado exclusivo de la marca Alderon que combina capas de poliuretano con capas de la tradicional laca "nitro" (nitrocelulosa, como en los mejores instrumentos de los 50). El acabado no es super grueso como en otras réplicas (plastificadas bajo un tocho de poliuretano de hasta 2 mm de espesor) y sin embargo es bastante duradero por lo que he podido comprobar.

- VERY IMPORTANT: al fin, uno de los pocos fabricantes actuales que se ha molestado en poner de serie un puente tune-o-matic con postes estrechos roscados sobre la madera del cuerpo, como se hacía en la era dorada de los 50 (Gibson, ¿¿¿"hay alguien en casa"???). Ni puentes asiáticos con postes de métrica ocho ni puentes "Nashville" huecos como una armónica e igualmente provistos de una mieeerda bushings metálicos incrustados en el cuerpo, que provocan holguras con los postes que enroscan en ellos (en el peor de los casos hay holgura incluso entre el cuerpo y los bushings). A efectos de transmisión sonora, no hay cagada peor que se le pueda hacer a cualquier guitarra tipo Gibson que ponerle cualquier cosa que no sea un tune-o-matic ABR con postes finos roscados en el cuerpo. Al menos esta gente lo entendió bien tal como lo entendieron los japoneses cuando se pusieron serios a partir de los años 80... me quito la gorra por ellos.

- Cejilla de hueso sin blanquear (mejor sonido que el hueso blanqueado, que a mi parecer suena demasiado "seco", y además favorece el deslizamiento de las cuerdas contribuyendo a mantener una afinación más estable).

- Electrónica muy cuidada con componentes de primera calidad y un trabajo de cableado / soldadura realmente limpio.

- Binding de celuloide auténtico en el frontal de la pala del mástil, ambas caras del cuerpo y los laterales del diapasón (con "fret edge binding" o protuberancias amoldadas a los extremos de los trastes como en las guitarras Gibson). Inlays de celuloide envejecido / amarilleado. El logotipo de la pala es una incrustación de nácar en vez de una serigrafía. Los laterales del cuerpo presentan unos originales picos al estilo de las violas y otros instrumentos de arco clásicos, y la culata tiene un rebaje o "bocado" inferior que permite dejar la guitarra plantada sin ayuda de ningún soporte (además hay un botón de correa a cada lado del rebaje, para variar la altura del instrumento de manera rápida y sencilla sin tener que ajustar la longitud de la correa). Son detalles que por sí solos no hacen una guitarra mejor o peor que otras, pero en conjunto dan una buena idea de la atención al detalle y la rigurosidad en la construcción del instrumento.

Debo aclarar una cosa dado que me gusta vender mis cosas "despacito y con buena letra": esta guitarra NO es una LP Standard al uso. La cantidad de arce presente en el mástil (aunque relativamente pequeña en comparación con la parte de caoba) aporta sus matices y si bien el sonido no es "100% LP" si nos ponemos en un plan muy purista, me parece perfecto para tocar cualquier estilo de música o versiones sin importar qué instrumento fuera usado en la grabación original. Quien quiera tener UNA sola guitarra en esa onda y busque lo más parecido a una Gibson de los viejos tiempos (es decir, que no esté interesado en probar variaciones intencionadas del diseño original) probablemente hará mejor si se agencia alguna copia japonesa que se ciña al máximo a la "receta tradicional"... pero quien tenga preferencia por las LP con pastillas P90, ya tenga algún ejemplar fiel al original y quiera probar una interesante variación del mismo concepto, creo que disfrutará un rato largo con esta Alderon "Viola Standard". Si las LP te parecen turbias en comparación con las Fender y/o estás buscando una guitarra más vivaz y definida, buena para estilos como el rockabilly sin ir a morir a guitarras de cuerpo hueco o semihueco pero perfectamente capaz también para otros estilos donde las LP se mueven cómodamente (como el blues o el rock) puede ser una elección acertada. Si te pierden las guitarras rarunas con una clara inspiración "retro", creo que más raro y más retro imposible... con el plus de que se trata de una de las pocas guitarras artesanales de alto nivel hechas en Europa durante las últimas décadas (con la salvedad de algunos pequeños talleres que producen prácticamente por encargo). Este es uno de los pocos instrumentos de fabricación actual que he adquirido desde que me metí de lleno en el material vintage hará más de diez años (junto con una Harley Benton LP 450+ y una réplica de Jazz Bass de la misma marca porque eran un chollo teniendo en cuenta su precio, pero claramente juegan en otra categoría muy alejada del terreno que quiso ocupar la firma Alderon). Si un amante del vintage y la luthiería como el que suscribe se interesó por una guitarra como esta y acabó comprándola, podeis creer que tuvo sus buenos motivos para hacerlo: solo con lo que vi en las descripciones y las fotos ya me pude hacer una idea de que se trataba de una guitarra bastante excepcional, y cuando la recibí me alegré mucho de que esa primera impresión no se viera truncada por la realidad.

Quien me conozca ya por los anuncios que pongo de vez en cuando sabrá bien que nunca dejo una guitarra tal como viene de serie, jaja, todo es mejorable en esta vida y yo no soy un coleccionista "ni lo pretendiera", que diría el Camarón... solo soy un guitarrista preocupado por exprimir al máximo todo el potencial de las guitarras y los amplificadores que usa, y por eso me tomo mi tiempo para probar distintas "mods" hasta dejarlo todo tal como yo quería. Esta guitarra tampoco ha sido la excepción que confirma la regla, y aquí os detallo todos los extras que como vereis no son pocos:

- Los clavijeros originales eran unos sellados bastante feos (relicados con un color desvaído y "sucio") que no pegaban con la estética "retro" del instrumento. En su lugar puse un juego de Schaller Deluxe (sesenta pavazos, pero los valen). Afinación suave, precisa y estable. Postes de latón como en los Kluson de los 50 (sonido más equilibrado q ue con los postes de acero de la mayoría de clavijeros actuales). Peso algo mayor que en los clavijeros vintage con bushing a presión (ese peso extra aporta algo más de pegada y presencia, generalmente también algo más de "sustain") pero menor que en los clavijeros modernos / sellados (la mayoría pesan tanto que matan la resonancia natural de cualquier guitarra... si tocas tralla de metralla no importa tanto, pero como toques estilos más clásicos o tempos lentos se nota y mucho).

- La cejilla original de hueso sin blanquear está muy bien, pero los surcos estaban tallados algo altos para mi gusto (por no pasarse de frenada y tener que empezar otra cejilla desde cero todos tienden a dejar los surcos altos, pero a partir de cierta altura el tacto en los primeros trastes es muy duro y la afinación de traste a traste se va al idem). La cejilla fue ranurada con limas para cejillas (con el grosor exacto para cada cuerda y sección redondeada para que el surco abrace el contorno de la cuerda). La superficie fue rebajada hasta dejarla a ras de las cuerdas finas y con los bordones enterrados hasta la mitad de su espesor (las cuerdas más hondas "se apagan" enseguida y se enganchan en el hueso provocando problemas de afinación, y más superficiales se pueden salir del sitio cuando hacemos bendings).

- Los trastes (tamaño medio, con un sonido más preciso o definido que los jumbo / anchos) están pulidos con lana de acero del calibre más fino. El diapasón fue nutrido con aceite y bruñido con microfibra hasta dejarlo bien lustroso (la madera puede ser de buena calidad, pero de esa manera siempre gana en apariencia).

- El puente original era de poste estrecho pero se trataba de un híbrido de ABR y Nashville en vez de un ABR de los de toda la vida, y como no me gustan los Nashville (ni por estética ni por su base hueca bajo las selletas que hace que suenen igualmente "huecos") una de las primeras cosas que hice fue ponerle un ABR comprado expresamente a una tienda online de Estados Unidos que cumple todos los requisitos de fidelidad al original: base de zinc fundido y selletas de latón tallado como en los años 50 (sonido más definido y cálido o equilibrado que con selletas de zinc, y mayor durabilidad frente al desgaste). Las selletas fueron ranuradas a mano con las mismas limas usadas en la cejilla, dejando las cuerdas a la profundidad ideal y describiendo un radio que coincide con el del diapasón (eso minimiza el riesgo de trasteos, favorece un correcto octavado a lo largo de todo el trastero y permite un mejor ajuste de la altura del puente). Los postes eran de acero en vez de latón como en los años 50 (el 99% de réplicas, incluyendo las japonesas de alta gama, fallan en ese detalle) y ya que cambiaba el puente aproveché para instalar unos postes de latón "como debe ser".

- El cordal original era de zinc fundido (lo más habitual en casi todas las réplicas) y lo cambié por uno de aluminio como en los años 50 (siempre hago esa "mod" en todas mis LP porque produce un sonido más "abierto", definido y resonante, más equilibrado tonalmente y más rico en armónicos frente al sonido más rotundo / seco / "chicharrero" por agudos con mayor predominio de la nota fundamental que produce el cordal de zinc). El cordal es un Woo Sung Chorus (o algo así, "WSC" es la abreviatura en su logotipo) hecho en Corea, asequible pero de buena calidad (los cordales Faber de aluminio de hace unos años eran en verdad cordales WSC con el logotipo en relieve lijado y una pegata de Faber puesta encima, creo que eso ya dice bastante). Los postes del cordal que lleva ahora son unos Gotoh de latón muy bien hechos (la receta tradicional de las LP dicta postes del cordal en acero, pero a veces opto por unos de latón para obtener una respuesta tonal más cálida / equilibrada que con el acero). Creo que en esta guitarra alcancé el punto ideal en cuanto a modificación / redondeo del sonido por medio de cambios en los herrajes, pero incluyo el cordal original (de zinc) y los postes originales (de acero) para poder experimentar otras posibilidades en cualquier momento.

- Las pastillas originales tipo P90 estaban bastante bien pero dada la naturaleza atípica / sui generi de esta LP experimenté con algunas variaciones interesantes. Ahora lleva puestas unas GFS "P90 - Foils" que me parecen las pastillas más notables de esa marca (tratan de aunar el sonido clásico de las P90 con el de las míticas "Gold Foils" presentes en algunas guitarras vintage americanas y muchas réplicas japonesas, puestas de moda por guitarristas de la talla de Ry Cooder... no sé en qué medida lo consiguieron pero sin duda suenan realmente bien). Las cubiertas son un poco "custom" porque imitan el diseño de las Gold Foils con esas aberturas extra y la laminilla dorada que les da su nombre, pero pueden ser cambiadas por cubiertas de P90 convencionales si se quiere obtener una apariencia más clásica (si alguien tiene otra LP con P90 siempre puede intercambiar las pastillas de ambas guitarras a ver qué pasa, puede ser que salgan ganando las dos con el cambio).

- La electrónica de serie es muy decente por no decir notable: potes Alpha de tamaño grande (comparables a los CTS, el standard actual de calidad), condensadores de buena calidad... así que me limité a reconfigurar los potes de tono siguiendo el esquema clásico de los años 50 (a la salida del pote de volúmen, no en paralelo con la entrada del mismo). Eso mejora el sonido y minimiza la pérdida de brillo y definición al bajar el pote de volúmen. La guitarra traía los potes ordenados de otra manera para distanciarse aún más de la estética clásica de las Gibson: en el lugar donde se halla ahora el control de tono de la pastilla de mástil había un mini-switch para poner ambas pastillas en fase o contrafase, y el pote de volúmen de dicha pastilla quedaba más o menos en la parte baja del golpeador. No usaba el switch y no me acababa de convencer esa distribución, de modo que agrandé el "bujero" para el switch y dispuse los potes a la manera clásica / convencional. Bajo el golpeador queda el orificio original del control de volúmen desplazado, pero queda cubierto por el plástico (además lo tapé con cinta adhesiva para que no entre el polvo). En caso de querer añadir algún control extra ya hay un agujero adicional que puede ser utilizado (habría que modificar o retirar el golpeador que lleva puesto, eso sí).

- Para terminar ya con el tema de las "mods", algunos cambios estéticos fueron la inclusión de un golpeador hecho a medida para esta guitarra (ningún ejemplar de este modelo lo trae de serie que yo sepa, para mi gusto una LP sin golpeador queda medio desnuda y este diseño en concreto gana mucho atractivo con un golpeador en color crema "como debe ser"), cubiertas de la electrónica en celuloide auténtico muy similar al del binding de la guitarra (las originales eran de plástico transparente y desentonaban bastante con la estética general), sustitución de la tapa del alma del mástil por una típica "bell shape" al estilo Gibson con dos tornillos de sujeción como las originales (la de serie es de tres tornillos pero la que lleva ahora queda bien sujeta y no vibra ni se mueve de su sitio a no ser que la aflojemos adrede), disco y capuchón para el selector de pastillas en los colores "históricamente correctos", cubrebotones originales cambiados por otros con la misma forma y color pero "tipo años 60" (con la chapilla metalizada en la corona) y punteros metálicos bajo los cubrebotones (un detalle de autenticidad que además permite ajustar los controles con mayor precisión).

La guitarra está en muy buen estado de conservación como se puede ver en las fotos: tan solo algunos arañazos leves en la trasera del cuerpo y una picada o toque más bien pequeño en la panza, al lado izquierdo del cordal. Por lo demás (dorso del diapasón, trastes, herrajes, etc) está como si acabara de salir del taller donde fue parida. No me valen para nada las consideraciones del tipo "es que si le cambias esta pijada o la otra la estás devaluando"... eso lo dejo para los coleccionistas, a mí lo único que me importa e interesa es que mis guitarras suenen y se dejen tocar lo mejor posible y punto.

Recién ajustada con un juego nuevo de cuerdas Pyramid "Nickel Classics" calibre 10-46, uno de los mejores descubrimientos que he hecho en cuestión de cuerdas para guitarra eléctrica (bordones con alma de sección redonda como en los años 50, no hexagonal como en la mayoría de cuerdas actuales, que generan un sonido más "lleno" y redondo potenciado por la calidez y equilibrio tonal de las cuerdas con entorchado de níquel).

Como decía antes, el cordal y los postes de cordal originales van incluidos con la guitarra. Se incluye también una correa hecha en Italia por encargo para la marca Alderon (lo pone en uno de los extremos de cuero donde se enganchan los botones, y también lleva un estampado con decoraciones y el logo de la marca en la almohadilla para el hombro). Tiene un punto muy retro que encaja muy bien con esa guitarra. También incluyo un panfleto promocional donde se pueden ver los modelos disponibles, información técnica sobre maderas y construcción, etc. En la última imágen aparece este modelo ("Viola Standard") señalado con unos círculos de colores (como podeis ver, algunos acabados más transgresores eran "pa darles de comer aparte" y ninguna guitarra Alderon tipo LP traía golpeador de serie). Por cierto: algunas Alderon tienen una pala del mástil diferente y más bien fea para mi gusto... este ejemplar tiene una pala más bonita y bien proporcionada.

Gastos de envío: 15 € a cargo del comprador para toda la península (bien embalada con cartón de doble capa y abundante relleno, no incluye funda ni estuche pero podeis estar seguros de que llegará entera). Para envíos a las islas, Ceuta o Melilla consultad ANTES de pasar por caja, porque sale más caro.

Nada más que decir, solo añadiré que estoy vendiendo más cosas (podeis ver mis otros anuncios) y probablemente iré añadiendo más en lo sucesivo. Gracias por vuestra atención y para cualquier pregunta, ya sabeis dónde encontrarme.
Comentarios

Regístrate o para poder comentar