Efectos

Banco de pruebas del BOSS VO-1 Vocoder

Uno de los lanzamientos de BOSS durante este año 2016 ha sido el del BOSS VO-1 Vocoder, un curioso pedal inspirado en los sonidos de los primeros Vocoders de los albores de la música electrónica, pero que también incluye algún que otro as en la manga. El efecto de este pedal, para quien no haya oído hablar de los Vocoders, consiste consiste en mezclar el sonido de una voz humana con una segunda señal, procedente de un sintetizador. Por lo tanto, el VO-1 en sí mismo es algo muy cercano a un sintetizador en formato pedal, pero que obtiene la información de las notas a partir de nuestra guitarra. Por ello, en el chassis del pedal encontramos dos entradas, una para nuestra guitarra y otra en formato XLR, destinada a conectar el micrófono que captará nuestra voz.

Además, BOSS ha incluido algunos sonidos adicionales y un simulador de Talkbox pero, ¿consigue el BOSS VO-1 Vocoder lo que se propone? En Guitarristas.info hemos tenido la oportunidad de echarle un vistazo al VO-1 y someterlo a algunas pruebas para poderos contar nuestras impresiones.

BOSS VO-1 Vocoder

Aspecto externo y construcción

El BOSS VO-1 no difiere demasiado externamente de cualquier otro pedal BOSS de formato individual con el que hayamos tenido contacto. Los acabados exteriores, la solidez de los potenciómetros y la sensación al pulsar el interruptor con el pie nos resulta familiar, y no observamos ningún síntoma negativo. Es cierto que a lo largo de la historia de BOSS han cambiado algunos ligeros aspectos, como la apariencia final de la pintura, sensaciones diferentes en el peso y el tacto del pedal. Se han variado estéticamente los controles en algunas ocasiones, pero el VO-1 sigue las líneas estéticas tradicionales de la marca. La única cuestión especial referente al VO-1 es que tiene una entrada de micrófono en el lateral derecho. Hay que considerar que en el contexto de una pedalera puede resultar incómodo, y una conexión XLR acodada se hará muy necesaria (a menos que sea el primer pedal de nuestra cadena, algo que no vemos muy probable), y no es un accesorio demasiado frecuente. BOSS ha tratado de solucionarlo equipando al VO-1 de un bucle de efectos en el lado izquierdo que está ubicado antes del procesamiento de la señal por parte del Vocoder. Suponemos que, con ello, tratan de sugerir que pongamos el VO-1 en primer lugar de la cadena de efectos, pero tampoco habría sido una mala solución poner la entrada XLR en la parte superior junto al jack de alimentación, y poder ubicar el VO-1 en la hilera más alta disponible en nuestra pedalboard.

BOSS VO-1 Vocoder

Facilidad de uso y prestaciones

EL VO-1 no tiene demasiadas dobleces ni aspectos ocultos: una vez conectamos nuestra guitarra y nuestro micrófono, ya está listo para funcionar. El footswitch cumple su función habitual de bypass y todas las funciones están a nuestro alcance gracias a los potenciómetros, ya que no hay pantallas ni submenús. Aún así, es un pedal con unas cuantas opciones y el manual nos da alguna pista adicional de cómo acceder a ellas. El primer potenciómetro son en realidad dos controles concéntricos, que se encargan de los muy necesarios nivel de mezcla del efecto y volumen final. A su lado, el control Tone nos permite decidir la cantidad de graves y agudos del efecto. Hasta aquí, los controles son muy intuitivos, dejando las funciones algo más elaboradas para los dos siguientes: Color y Mode. Mode elegirá el tipo de síntesis que aplicaremos sobre nuestra señal, a elegir entre el sonido de Vocoder clásico (Vocoder), otro Vocoder de carácter más moderno (Advanced), el Talkbox, y el modo Choir, que imita el sonido de una coral. En función del modo en que nos encontremos, el citado control Color tendrá diferente función: En el modo Vocoder moderno cambia el sonido entre voces masculinas o femeninas, en Talkbox regula el nivel de distorsión y en Choir cambia el estilo de las voces del coro. Por último, hay un pequeño selector que nos permite ajustar correctamente el nivel de ganancia del micrófono que tengamos conectado a la unidad.

Sonido

Vayamos a por lo importante: ¿Cómo suena el BOSS VO-1? Superficialmente, se trata de un pedal que ofrece cuatro buenos sonidos, bien esculpidos y que resulta divertido de utilizar. El tracking es rápido y bastante preciso. Sin embargo, hemos también hemos encontrado algunos contras. Vamos a comentar, sonido a sonido, lo mejor y lo peor de cada uno de ellos.

Talkbox

El modo Talkbox es el que seguro atraerá a muchos guitarristas. Lo positivo de este modo es que resulta fácil adaptarse a su uso, y es ameno de utilizar, ya que simplemente con un poco de práctica averiguamos cuáles son los sonidos vocálicos que mejor representados suenan a través del amplificador. Para los que se lo estén preguntando, no es necesario saber cantar para utilizarlo, ya que basta simplemente con hablar por el micrófono y el pedal hace el resto. No obstante, un punto negativo de este modo fue que, aunque el sonido es bastante utilizable y de calidad, no logramos recrear los sonidos clásicos de Talkbox de los discos del rock. Está mucho más orientado a la música electrónica (de hecho, BOSS lo presenta de ese modo en su video promocional) y es bajo ese prisma como más convincente resulta. Otro punto débil es la elección del punto de mezcla correcto entre la señal de guitarra y los sonidos vocálicos, en este modo en particular. No acabamos de encontrar un punto agradable, ya que o bien los sonidos vocales se perdían por completo o bien percibíamos una excesiva separación entre señales. Tampoco es muy amigo de las distorsiones de guitarra, que desdibujan su claridad. Aunque, en este punto, nos gustaría remarcar que cualquier efecto puede verse perjudicado por la distorsión incorrecta. Es por ello que una experimentación concienzuda con varios modelos de pedales y/o amplificadores pudieran variar este resultado.

Vocoders (normal y Advanced)

El apartado de los Vocoders es también muy interesante, ya que ambos modos ponen a nuestro alcance la posibilidad de hacer sonar nuestra voz como hemos escuchado en cientos de discos de música electrónica. En el modo Vocoder es algo más complicado acertar con la forma de tocar correcta y la vocalización idónea, ya que es muy importante encontrar progresiones de acordes con sustain y un cierto grosor, de lo contrario, la sensación es la de que nuestro sonido de voz sintetizado se desvanece de forma poco natural. Ambos modos tienen un carácter ligeramente distinto, algo más brillante y procesado en el modo Advanced. Lo cierto es que este modo parece lleno de aplicaciones y podría generar texturas muy curiosas en manos de los guitarristas más creativos y propensos a la experimentación. Nuevamente, da mejor resultado sin distorsión e incluso conectado directamente a línea, sin participación de un amplificador.

Choir

Respecto al modo Choir es el único de los tres que elimina por completo la señal de micrófono, ya que en realidad no utiliza la señal de voz. Se limita a funcionar como sintetizador de guitarra específico de sonidos corales. Mediante el control Color, podemos elegir entre una coral de mayor profundidad de graves y gradualmente ir transformándola en una coral más femenina, por expresarlo de algún modo. Como en definitiva es un sintetizador, los mejores resultados se obtuvieron conectados directamente a línea. Por sí solo, el sonido no es de la definición ni la energía suficiente para sustituir a un teclado de importante, pero diluido en mezcla sí que sería capaz de dotar de ambiente a determinadas secciones en un grupo. Fuera de esa aplicación, creemos que es difícil que alguien se decante por el uso del VO-1 en modo Choir en lugar de usar un VST o un teclado.

Muestras de sonido:

BOSS VO-1 Modo Talkbox
BOSS VO-1 Modo Advanced Vocoder
BOSS VO-1 Modo Vocoder
BOSS VO-1 Modo Vocoder
BOSS VO-1 Modo Vocoder
BOSS VO-1 Modo Choir
BOSS VO-1 Modo Choir

Veredicto final  

La impresión final es la de que el VO-1 es más útil de lo que los escépticos podrían pensar, pero también la de que los amantes del Talkbox no encontrarán exactamente lo que buscan. Antes de realizar nuestras pruebas, nuestra mirada estaba puesta en ese apartado concreto del pedal, pero lo sorprendente es que nuestro interés se acabó posando en las funciones de Vocoder (lo que, en realidad, no debería ser una sorpresa: sólo hay que fijarse en el nombre del pedal). Pasamos un buen rato experimentando con los modos de Vocoder, probando diferentes frases, acordes, poniendo a prueba su respuesta. En definitiva, jugando con él y divirtiéndonos, lo cual es un muy buen síntoma.

Al mismo tiempo, el Talkbox nos dejó una sensación incompleta. También el modo Choir plantea algunos interrogantes: puesto que no aprovecha la entrada de micrófono y se trata simplemente de un sinte, ¿Por qué no incluir dos o tres sonidos básicos más, como Strings o Pads? Roland, compañía propietaria de BOSS, tiene grandes productos de síntesis para guitarra y estamos seguros de que incluir una pequeña muestra de esos sonidos en este pedal lo hubiese situado en una posición algo más estratégica respecto a productos como el Electro-Harmonix Mel 9. Aún así, y si los casi 250 euros que cuesta no son un problema, el BOSS VO-1 Vocoder es una de las propuestas más equilibradas entre prestaciones, tamaño y facilidad de uso del mercado.

BOSS VO-1 Vocoder

Más información | BOSS

¿Te gustó este artículo?
6
Comentarios
  • #1 por Encaguitar el 07/05/2016
    La propuesta es buena pero el sonido, a mi juicio, es pésimo.
    1
  • #2 por Marcos García el 07/05/2016
    En la demo de pro guitar shop el modo choir me recuerda a maiden en somewhere in time...y cuando toca kashmir queda guay...para usos experimentales es buen "juguetito" en mi opinión(no digo que sea la correcta). Gracias por compartir experiencias y novedades con nosotros Micky!un saludo!
    1
  • MOD
    #3 por Micky Vega el 07/05/2016
    ¡Un placer siempre!
  • MOD
    #4 por Micky Vega el 07/05/2016
    De hecho, hay muchas más muestras de audio que hemos incluído porque ya queda bien representadas sus funciones, pero lo pasamos bien con él. Es muy entretenido