crítica de "Waiting for the rain" de Manu Herrera

#1 por chopeth el 03/11/2011
Bueno, hacía tiempo que no hacía ninguna review y viendo lo mucho que me ha gustado el disco, me apetecía compartir con vosotros mis sensaciones ! Aviso de que es larga, es lo que me ha quedado de estar 5 años escribiendo en medios de música especializada xd:


Manu Herrera

" Waiting for the rain"


Si algo me quedó claro a lo largo de los años que trabajé como crítico es que un buen músico se hace, pero artista…Se nace.

Horas de insomnio, compases fallidos, melodías truncadas…Hasta que en un breve descanso un golpe de inspiración le ilumina la cara y , por fin, es capaz de ponerle el acento adecuado a ese fraseo que tantos escalofríos le produce al ejecutarlo.

Así es como seguramente se ha sentido Manu Herrera en más de una ocasión durante la gestación de su nuevo retoño, “Waiting for the rain”.

Han pasado largos años desde la edición de su debut “ Colours” y se entiende el por qué. Lo primero que salta al oído es el la exquisitez compositiva y sonora de la que dota Manu a su música, unos temas que transmiten frescura, desenfado, entusiasmo…Una inefable sensación de trabajo bien hecho, sin remiendos, de aquellos que , aún, consiguen arrancar una sonrisa de soslayo mientras te envuelve con sus matices y eclécticas atmósferas.

Diez son los motivos que tiene el virtuoso para sonreír satisfecho y es que hace tiempo que un servidor no disfruta de un redondo tan bien rematado, sin temas de relleno y que representan en sí mismos la esencia más pura del extremeño.

“Universe” se encarga de arrancar el compacto, un corte light, optimista, fresco y evocador, perfectamente rematado por un ligero colchón de teclado que sirve de apoyo a la serpenteante melodía a base de legato, muy de la escuela de Satriani e influenciado por temas como “flying in a blue dream”.

Este comienzo soñador sirve de preámbulo al tema título, el enfermizo y pegajosamente adictivo “waiting for the rain”, una de las perlas del disco. Es increíble como su sencillez te engancha y te invita a moverte, transmitiendo vitalidad y hasta un cierto toque de complicidad y vacile que inevitablemente te incita a sonreír mientras lo escuchas.

Una de las cosas que más me han sorprendido del cd es la pulcrísima producción. Si bien es cierto que es un disco en donde las sensaciones y las imágenes son parte de su poesía no verbal , eso no es más que un sinónimo de trabajo bien hecho. Muchos son los discos solistas que llevo analizados a mis espaldas y teniendo en cuenta que los medios con los que ha contado el artista son más bien modestos, “ waiting for the rain” debe servir de ejemplo a muchos guitarristas con ideas guardadas en el hatillo y con miedo a no ser capaz de plasmarlo correctamente debido a la “precariedad “ económica. Querer es poder.

En el cuidado y juvenil libreto del disco, “smiles” se nos presenta como un tema dedicado por Manu a sus dos hijos, Manuel y Gonzalo, y se nota; es fresco, emotivo, inocente y edulcorado, con un fraseo inicial realmente agradecido que termina por complicarse técnicamente y en el cual Jopi (grande entre los grandes en este país con su guitarra ) colabora con un vertiginoso y elegante solo marca de la casa.

Afable y sencillo, así es como se nos presenta Manu a través de su música, y si esto puede ser una gran ventaja a la hora de desarrollar un sello personal ( orientado a principalmente evocar escenas relajantes y despreocupadas) , puede suponer un pequeño contra cuando se trata de trasmitir sentimientos más turbios y retorcidos.
Si bien “ Nightmare” es un buen tema, adolece de la rabia necesaria para lo que una pesadilla puede llegar a suponer. El recurrente tremolo y el lánguido y quejumbroso wah wah ( muy vocal y articulado ) no consiguen retorcer y afilar un tema peca nuevamente de agradable, cuando este caso la sensación debería ser otra. Quizá rememorar esos tiempos de Distrumental para añadirle rítmicas muteadas, harmónicos provocados o delays superpuestos habría sido un buen punto de partida.

Una de cal y otra de arena. Si “ Nightmares” peca de correcto el siguiente corte es pura crema.
“ Dr. Funkenstein” se erige como uno de los cortes más frescos, agradables, ricos y vitalistas que he escuchado en mucho tiempo…Y esas melodías vocales a cargo de Juanjo Cortés...¡ Geniales ! Un sonido concienzudamente nasal, unos arreglos corales tremendamente agradecidos y mucho, mucho buen rollo dotan al tema de la magia necesaria poder decir : Chapó.

Cambiamos de registro y volvemos a los terrenos más melódicos e intimistas en “ the wind and the mountains”, cuyo sonido y melodía me recuerda tenuemente a Vinnie Moore. El tema está muy bien empastado y estructurado; cuenta con una melancólica melodía principal, atmósferas mixtas de acústicas, arreglos orquestales y guitarras dobladas …Es en este tipo de detalles en donde se percibe la madurez de años tocando y componiendo.

Si bien es cierto que la atmósfera del disco es pausada y serena, eso no deja de ser un buen acicate para que los amantes de las buenas melodías tengan en este plástico grandes joyas como lo viene a ser “ time travelers”, muy en la onda del anterior “The winds and the mountains” y en donde los retales del maestro Satriani vuelven a hacerse presentes.


Mucho más sentido y lánguido es “ Blues para Manuel”, un melancólico e intimista blues añejo, notoriamente elegante ( el toque de piano engrandece el tema ) y cargado de lacónica nostalgia. Un respetuoso regalo que, a bien seguro, la persona a la que va dirigida agradecería sobremanera.

Acercándonos al final y cambiando de tónica, “ Disco Xperience” nos traslada con su wah a los 80’ , guiando un tema muy de la escuela melódico solista de aquella época en donde los rápidos fraseos y las melodías dobladas apoyadas en colchones de teclados pone la guinda perfecta a esta maravillosa obra que se cierra con “Forever”, colofón final en formato acústico, pausado, cálido y emocional, con un rico tratamiento en armónicos que endulzan el ya de por sí suave tema, muy influenciado por Tommy Emmanuel y que desemboca en un dinámico solo que despide los 48 minutos de buena música.

Poco puedo añadir; he de reconocer que el compacto me ha sorprendido muy gratamente; es, quizás, uno de los virtuosos que más inteligentemente sabe utilizar sus recursos para transmitir; cada bending, vibrato, legato…tiene su sentido, su significado, su intención…Y eso, en el autocomplaciente mundo de los solistas, es algo realmente complicado de conseguir. Es la primera vez que puedo decir, taxativamente, que un disco instrumental va dirigido a todo el mundo y es que la capacidad que tiene este hombre de transmitir y evocar imágenes hacía tiempo que no la escuchaba. Música casi visual, emocionante, evocadora…Que, desgraciadamente, disfrutarán tan sólo los pocos que le den una oportunidad. Sin lugar a dudas, un auténtico regalo para los oídos. Chapó.

Tan sólo soy el camino por el que circula el hombre que quiero llegar a ser.

Subir
#2 por Diablo_Dime Of Hell* el 03/11/2011
Muy buena critica. Gran guitarrista Manu Herrera!
Subir
Respuesta rápida

Regístrate o para poder postear en este hilo