Sentimientos de un guitarrista hacia su instrumento

Puede que el título deje vuestra imaginación libre... pensad lo que queráis, pero esto va en serio.

¿Que siente alguien que toca la guitarra hacia su instrumento personal? Me refiero al suyo... os cuento mi historia...

Cuando apenas tenía 15 o 16 años quise empezar a tocar la guitarra, gracias a mis primos, los cuales empezaron de jóvenes en los colegios de monjas que por entonces se estilaban... de hecho, uno de ellos me ayudó a elegirla. Cuando después de haber practicado la típica escala cromática 1-2-3-4 en una guitarra clásica (de dicho colegio anteriormente mencionado), mi tía (y no mi madre, que sería lo "lógico") fue la que decidió regalarme una guitarra, con la que poder empezar, pero también poder seguir con ella durante años, y que fuera el instrumento algo que me ayudase, y no al contrario. Pues bien, me acuerdo que en un Luthier cerca del dentista de mi madre, un día paseando vi muchas guitarras (entre ellas la mía) y decidí entrar. Probé algunas (la mía no) pero yo era muy n00b y apenas distinguía de una Yamaha, una Ibanez o una Sonora... así que mi primo vino conmigo y las probó... y se fijó en la mía... la tocó y le convenció... pero ese día no llevaba suficiente dinero y no la pudimos comprar. La guitarra, una CORT SOLO estaba ya pre-modificada. Llevaba unas pastillas Bartolini V-94 (no las Cort originales) y todo el sistema eléctrico cambiado entero, incluyendo un coil tap. Me gustó mucho, pero no tenía esperanza en comprarme una guitarra tan buena desde el principio.

Al mes, volví con el dinero suficiente para comprarla, y allí estaba, metida en una vitrina, limpia, totalmente brillante y como nueva. El Luthier me dijo que me la estaba guardando, que me vio que me encantó y que me la guardó (tenía otras guitarras como Ibanez o ESP...). La pagué y me fui a casa contento... yo estaba empezando y se me hacía difícil el puente flotante y el mástil, pero poco a poco me acostumbré... fue metiéndose en mi vida como si de una persona se tratara... alguna siesta me he echado con ella... jejeje.

Mi profesor de guitarra (Toni Cotolí) la probó y quedó sorprendido por el tacto y el sonido, y me dijo que desde luego era una buena compra. Pero un día casi me muero... al intentar yo re-octavarla y modificar la altura de las cuerdas, el puente se salió del sitio, y en ese momento se me paró el corazón... no porque me quedara sin guitarra (tenía dinero para comprarme otra), si no porque esa era MI guitarra... me había acompañado desde el principio... las noches en vela tocando 1-2-3-4, acordes "de acampada"... siestas (como he dicho antes), o simplemente viajes y demás eventos, como para ahora perderla encima por una estupidez mía. Con mucho miedo y cuidado la llevé al Luthier y como si de una operación se tratase, pasé los siguientes 3 días histérico. Remarco, podía haberme comprado otra.

Cuando salió del Luthier estaba perfecta, excepto una marca al lado de la palanca que le hice yo sin querer... y que ahora tiene como mera anécdota. Son ya casi 9 años los que llevamos juntos, y la necesito casi para vivir. No hay viaje que no me la lleve, duerme por el día en mi cama... todos mis amigos la conocen, y lleva en el clavijero 2 coleteros de las 2 mujeres mas influyentes en mi vida: mi mejor amiga, y mi novia. También una pegatina de alto voltaje, a modo de customización, pero que sin ella, no sería igual.

Ahora, la Universe de 7 cuerdas también tiene su historia, y también forma parte de mi vida... de hecho, he temido incluso dejar de querer a mi niña de siempre, pero he visto como se hacía hueco en mi gran corazón. Pero casi todo, es tuyo, mi Cort.

71.jpg
72.jpg
73.jpg
74.jpg
75.jpg



Un saludo y gracias por leer.
¿Te gustó este artículo?
1
Comentarios
  • 1
  • 2
  • #1 por Ataria el 31/12/2008
    Me ha encantado Raúl, qué bonito :)
  • #2 por Raül el 31/12/2008
    Gracias :)
  • #3 por irrealin el 31/12/2008
    Yo no se que haría si le pasase algo a mi guitarra..

    Vaya, el otro día se me cayó al suelo una quiché y me iba a morir de angustia...

    Muy emotivo el texto. Da para una canción perfectamente xD
  • #4 por trino el 31/12/2008
    Es bueno ver que hay más gente que aprecia tanto su instrumento :ok:
  • #5 por Adrifersa el 31/12/2008
    Yo también me he echado más de una siesta con ella... jeje

    Un texto muy bonito, si señor
    1
  • #6 por hito_kun el 31/12/2008
    Yo con la mía tengo una relación de amor-odio.

    Puedo despotricar todo lo que quiera contra de ella, pero al final del día no se que haría sin mi squier :)
    1
  • #7 por alvaroravla el 04/01/2009
    xD yo cuando me pasé a la electrica tardaron 1 mes en traermela, en ese tiempo mi primo me dejó una clasica suya...

    casi se me para el corazon cuando un ventilador cayó desde lo alto del armario encima de la guitarra....xD menos mal que no se a dado cuenta (o eso creo) de la mini-abolladura que le dejó el ventilador en la parte de atras xD aún no me creo que la guitarra en cuestión sobreviviera
  • #8 por willy_rocks!¡! el 06/01/2009
    precioso....
    a mi me pasaba lo mismo que a Hito_kun con su squier, pero a mi con mi behringer el toro.
    La tengo hay no la toco por que cuando voy a tocar siempre cojo la cort, pero, cuando mi padre me habla de venderla, nanai, y un porracito que le pegue, me duele mas que si me lo hubiera dado yo, pero eso si, que agusto me kede con la cort :D
  • #9 por Thaizir el 06/01/2009
    Todos le tenemos amor al instrumento que tanta emoción nos produce, que llega a ser parte de nosotros.
  • #10 por laru el 07/01/2009
    Muy bueno el articulo, a mi me pasa lo mismo con mi paula china ;3

    Lo del amor que decia el compañero con la squier tambien lo he vivido yo XD

    La mia se me cayó de lado al suelo... solo se me partio el embellecedor de la palanca del cambio de pastillas... pero que que angustia :oops:

    Las les paul son de hierro es lo que digo yo, puedes partir 20 craneos lo menos con ella XD
  • #11 por MaP-H el 09/01/2009
    el texto esta genial

    lo mejor que puedes hacer es sufri por tu instrumento asi lo mimas mas
  • #12 por zaratusstra el 11/01/2009
    yo tengo un pequeño desconchón en el lacado de mi Ibanez por la parte de atras y cada vez que lo veo me cambia el cuerpo....
  • #13 por zé rovira el 11/01/2009
    cada uno amamos a nuestras guitarras, o casi. Yo no amo todas mis guitarras, por ejemplo mi clásica es de mi madre, y la respeto y la quiero pk tiene historia, pero no sé, no es MÍA, no sé si me explico. La eléctrica de imitación que me compraron mis padres no voy a tirarla, pero tampoco me gusta pk no pude escogerla y es una castaña.

    Pero mi acústica... aunque sea una yamaha de las baratas, la quiero, no sé, no me preguntes pero la quiero. Para mí es Durleen (sí, esta merecía un nombre) y la cuido todo lo que puedo, quiero cambiarle unas cuantas piezas para que mejore, pero es increíble la de harmónicos que se le sacan a una guitarra de tapa laminada de 200 pavos.

    Aunque ultimamente pienso que en realidad no amamos la guitarra en si, sino los buenos ratos que pasamos con ella. Digamos que hace un par de días entendí pk hendrix quemó su guitarra, antes no se me pasaba por la cabeza. Creo que alfin y al cabo lo que todos amamos es la música, y aunque nuestra herramienta de acceso a ella nos sea muy cara (vamos, que queremos a nuestras guitarras), al fin y al cabo todos nos vamos comprando guitarras para poder tocar más y más y más.
  • #14 por soyfeliz el 12/01/2009
    Jajajaja Vaya relato.
    Que lindo!
    Yo amo mis guitarras, tengo una criolla, una acustica y una electrica...
    Pero si tengo que elegir entre las tres me quedo con mi primer bebé, mi criolla... Hoy recordaba que va a cumplir una década =(
    Es como el primer amor, que nadie reemplaza nunca :D

    Para mi es perfecta (L)
  • #15 por soyfeliz el 12/01/2009
    Recordando mas, una vez casi tuve que venderla por un problema... Y la mire... Llore, llore y llore como nunca!
    Se me habia partido el corazón, yo no queria venderla y pensar que se podia ir de mi vida, por asi decir, me destruyo.
    Aunque por suerte, arregle de otra forma ^^ y soy feliz con ella :)
  • #16 por nachocml el 16/01/2009
    yo tambien le tuve un cariño ,a mi freeman stratocaste,si se que es mala marca pero aprendi muchas cosas con ella ,como arpegios,pickina alternado,etc aprendi 3/4 de lo que se con ella pero la semana pasada la cambie mas 59.000 pesos chilenos por una gio ibanez con microafinacion con 24 trastes,a a la gio que tengo ahora le tengo el mismo cariño y recuerdo ala freeman siempre que toco la que tengo ahora
  • #17 por laura13 el 20/01/2009
    buen texto, realmente existe un vinculo guitarra-humano, y supongo que pasa con todos los instrumentos que se tocan de corazón.
    La guitarra es el receptor de tus sentimientos por lo que es inevitable no cogerle cariño :P
  • #18 por hazzel el 30/01/2009
    Pues muy buen artículo y lo que describe raulongo, Laura13 lo de: "la guitarra es el recptor de tus sentimientos " , para enmarcar XD. A vece creo que es una mezcla de tiempo y vivencias lo que nos une al instrumento, lo digo por que tengo ahi una que lleva 1 mes conmigo , y aún no tengo la sensación que generan otros instrumentos mas antiguos.

    saludos
  • #19 por metallicaspa el 31/01/2009
    Mi primera guitarra fue un kit Sonora. Me costó 100€ comprárselo a un colega de segunda mano.
    Recuerdo que la trataba como si fuese una guitarra de 2000€: con mucho cuidado, en cuanto llevaba algún golpe me asustaba...
    Ahora tengo la Jackson, y a la Sonora le dí pasaporte, pero en el momento era lo mejor que tenía, y me hacía ilusión.
    Pero cuando llegó la Jackson...
    Recuerdo que cuando abrí el paquete, me quedé mirándola un rato, pensando: "Joder, que forma más agresiva" "Cómo brilla".
    Incluso me emparanoyé con que si me venía con el mástil curvado (cosa que no era cierta, venía en perfecto estado). Pasé 2 ó 3 semanas bastante malas.
    Ahora, el día que no toco, siento que me falta algo.
    Incluso cuando la cambie por otra guitarra (cuando tenga $ quiero hacerme con una Dean Razorback TTSD o una Jackson KV2 en acabado Blue Ghost Flames), mi Jackson KVX10 King V seguirá teniendo un hueco en mí, y esta sí que no la pienso vender. Supongo que la tendré como 2ª guitarra.
    Un saludo y genial post!
  • #20 por sweetchild el 07/02/2009
    Buenisima historia con tu guitarra... yo en tu historia entro en que veo la guitarra que quiero pero por ahora solo estoy reuniendo el dinero... jeje
  • #21 por locura93 el 09/02/2009
    hermosa tu historia, la verdad me encantó...

    Yo tambien siento algo por mi guitarra (hasta recien crei q era el unico en poder sentir algo por madera y cuerdas), aunque tenga un año con ella... Es hermoso lo que se puede percibir

    Muy linda tu guitarra, me re encantó
  • #22 por locura93 el 09/02/2009
    hermosa tu historia, la verdad me encantó...

    Yo tambien siento algo por mi guitarra (hasta recien crei q era el unico en poder sentir algo por madera y cuerdas), aunque tenga un año con ella... Es hermoso lo que se puede percibir

    Muy linda tu guitarra, me re encantó
  • #23 por asurbanipal el 26/05/2009
    Me ha encantado tu relato raulongo. Es curioso, pero el vínculo con tu instrumento es enorme y cási se hace más fácil explicarle a tu instrumento lo que sientes por él cuando lo miras, lo limpias, lo tocas... que a otras personas. Pero tú lo has explicado de maravilla. Yo soy también teclista, y diré que mi viejo teclado Roland (que compré con mi primer sueldo y lleva 15 años conmigo) y yo tenemos un feeling indescriptible. Hasta tal punto que toco mejor (o por lo menos más a gusto) con él que con el otro teclado (también Roland) que tengo, a pesar de que este último es mucho mejor y más moderno. La guitarra es un instrumento muy expresivo y es muy fácil encariñarse con ella. Yo tengo dos, una Jackson DXMG Dinky y una Hagstrom Swede, que tienen un més y me estoy encariñando con las dos. Son tan diferentes que lo que me aporta una no me lo da la otra y viceversa, por lo que si me dieran a elegir no podría descartar ninguna. La Hagstrom es un regalo y la Jackson me la compré una semana antes sin saber que me iban a regalar la Hagstrom, por lo que me ví en un intervalo de 9 dias con 2 guitarras nuevas sin pretenderlo. Hasta ahora tenía una Yamaha Pacífica 412V, que fué mi primera guitarra y me compré la Jackson para tener otra guitarra que fuera mejor y me diera un sonido más cañero, pero no deshacerme de la otra. Me ha dado mucha pena venderla, pero es que tres guitarras ya me parecía demasiado. Eso sí no la he vendido hasta encontrar a alguien que sabía que la iba a cuidar bien, ya que no quería vendersela a alguien que no la cuidase bien o no apreciase el valor sentimental que tiene un instrumento para su dueño. Realmente tenía cariño a esa guitarra. Por suerte el que me la ha comprado es un buen amigo que sé que la va a apreciar. Un saludo
  • avatar
    #24 por --303334-- el 25/10/2009
    Es que la guitarra de cada músico es sagrada. Cuando he cogido guitarras de otros guitarristas no me siento a gusto, parece que estas manoseando una cosa que no es tuya. Yo estoy con mi Washburn wr154 rockstar series mas que contento, con ella hago cosas que no puedo hacer con otras guitarras, se donde tocarla, donde sacar sonidos y donde no … demonios ¡es mi guitarra!
  • #25 por edgezr el 14/11/2009
    yeah buen relato me paso lo mismo con mi ibanez grg170 (gio) la primera que tuve pero la tuve que vender para comprarme otra me senti con un nudo en la garganta cuando se la llevaron, hasta he pensado en recuperarla...
  • 1
  • 2