La Ibanez que vino a mi V.II

[CENTER]Capítulo Segundo[/CENTER] El jueves por la tarde acompañé a mi novia a una "famosa cadena de tiendas de segunda mano" pues ella quería ver guitarras acústicas de bajo precio. Y viendo y revisando me encontré con que tenían a la venta dos Ibanez RG. "Ya es raro que tengan algo que no sea de marca XP" pensé para mi, y mientras veíamos las acústicas le eché un ojo a las Ibanez. En mi búsqueda de guitarras "para correr" Ibanez fue la primera referencia que tuve. De hecho Satriani fue el primer "guitar hero" que conocí siendo joven, pero el modelo que tenía en mente como stándar de este género era la serie RG. Tras investigar un poco decidí que me atraían más otras marcas (Cort, Lag, ESP...). Ibanez me empezó a caer un poco gorda por omnipresente y porque sus "defensores a ultranza" son un poco pesaos. En realidad soy consciente de que todos los "puristas de lo que sea" son bastante pesaos pero esta vez le tocó a la marca japonesa. Todo esto sin desmerecer sus méritos. De hecho, probando guitarras en una tienda me quedé prendado del cuerpo de la serie S y es que lo que no iba a dejar de hacer era probarlas, por mucho rechazo poético que sintiese!! De todas formas mi inexplicable aversión ya se había hecho fuerte y se sumaba a los criterios estéticos: "no quiero una guitarra negra,no quiero una Ibanez, no quiero que tenga puntos marcando los trastes..." Así que ese jueves en "Compra & Canjea" tampoco me puse a dar saltos de emoción, simplemente me acerqué y observé sus características... [RIGHT](Continuará)[/RIGHT]
¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios