En busca del Profesor perfecto

Hace mucho tiempo que tengo en mente escribir sobre este tema y es que se trata de uno bastante, digamos, peliagudo. Quien se toma la música en serio y se aventura a estudiarla tarde o temprano acaba llegando siempre a la misma conclusión: necesito un profesor. Me atrevería a decir que todos los que estáis leyendo estas líneas os habéis hecho la pregunta "¿debería ir a clases?". Es evidente: para nosotros un profesor es alguien que te puede enseñar aquello que deseas saber o aún mejor, aquello que nunca imaginaste llegar a aprender. El problema es que no siempre es así, ya que los profesores de música son personas como tú y como yo, con todo lo que ello conlleva. Hoy me gustaría guiaros un poco para que reconozcáis pronto a quién se encuentra enfrente y podáis plantearos si os conviene o si deberíais dejarlo en busca de algo mejor, ya que un mal profesor no sólo resulta un gasto de dinero y tiempo: si no te planteas las capacidades de enseñanza de tu profesor puedes estar cometiendo uno de los más garrafales errores que un estudiante puede cometer: aprender mal. Por fortuna o por desgracia tendemos a creer lo que nos dice nuestro profesor, tanto para lo bueno como para lo malo y, como digo, los profesores también son personas; personas que se equivocan, personas vanidosas o incluso malas personas. Encontrarse con un profesor frustrado que no quiere que toques mejor que él y te enseña mal o simplemente no te enseña bien, no es el argumento de una novela de terror. Pensadlo bien: hoy en día cualquiera puede colgarse la guitarra y hacerse llamar profesor. El joven estudiante que sólo quiere sacarse un pequeño sueldo, aquél mediocre guitarrista con una inmensa capacidad de enseñanza al que siempre recordarás con cariño, ese músico frustrado sin ilusión por la música (y mucho menos por enseñarla) con esos precios tan bajos, aquél apasionado músico que en enseñarte el más noble de las artes le va la vida, ese cachondo con quién tantas risas te echas olvidando que estás en una clase, el guitar hero cuya única intención es cobrarte por enseñarte... lo bien que él toca. Los perfiles que te puedes encontrar son muchos y en parte depende del entorno: no tienes las mismas posibilidades de encontrar un mal profesor en su casa que en una escuela con titulación homologada. Los que hemos recibido muchas clases con distintos profesores nos damos cuenta pronto de ello: las distintas actitudes que adoptan contigo, sus métodos y, sobre todo, sus contradicciones. A veces resulta difícil saber quién tiene razón, si es que alguno de los dos la tiene. ¿Dónde debería recibir clases? Me gustaría que leyendo este artículo te pares a pensar un poco en lo que quieres. Depende de ti y tus aspiraciones y necesidades si deberías buscar un profesor particular (excluyo aquí grandes guitarristas reconocidos que dan clases), una academia de música moderna, un conservatorio, o una escuela de música con titulación homologada. Si sólo quieres que alguien te corrija tus malas manías en el instrumento y te ordene un poco las ideas, un profesor particular te será más que suficiente, pero no estaría de más que conociera un poco su currículum antes de arriesgarte a perder tu dinero y tiempo. Si quieres una educación más completa con algo de teoría aplicada dónde aprender mucho y bien, las academias de música moderna te la darán, además de hacerte pasar un buen rato. Entre las academias de música moderna y los conservatorios se encuentran las escuelas de música típicas de los ayuntamientos, dónde por ejemplo una servidora dio sus primeros pasos en la música con un piano hace 15 años. Por último si lo que buscas son estudios reconocidos para poder dedicarte a la música de una forma seria, tratando la música en todos sus aspectos prácticos y teóricos, un conservatorio o una escuela de música con titulación homologada es, sin duda, una estancia obligada para tener un currículum aceptable para aquél que busque a quién contratar. Hay de todo en todos lados, puede que no todos los perfiles se ajusten a los espacios que comento, pero a grandes rasgos es lo que en mi experiencia y en la experiencia de los de mi alrededor, se puede dislumbrar. Para acabar quiero dejar algo muy claro: es probable que el profesor perfecto no exista; cuando creas que ya no funcionas con tu profesor como debieras, busca otro que cubra tus necesidades. Como decían en aquél anuncio... ¿qué quieres conseguir? Rocking in the Free World, Esperanza Galera. [url]www.esperanzagalera.blogspot.com[/url]
¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
  • #1 por figon el 28/07/2009
    Tienes toda la razón, en mi andadura musical he encontrado de todo,desde el profe reputado y que su sueldo lo saca de la música(discos y shows) el cual no enseña nada mas que el kit de supervivencia, hasta otro entrañable que se desvive por que entiendas y progreses.Bueno en su día se me metió en la cabeza lo del título,pero un gran profesor que formaba tanto a los del título como a los que no, me hizo cambiar de opinión,haciendome tu misma pregunta¿qué quieres conseguir?jeje curioso , bueno desde los 17 acariciando cuerdas y todabia no lo he aprendido todo.Bueno no doy mas la chapa, un saludo
  • #2 por Chanchosmith el 28/07/2009
    me gusta mucho lo que escribes, en el foro se pueden encontrar muchas cosas de tecninca y de canciones,

    pero tu escribes cosas mas que nada para reflexionar, y es algo que se aprecia y mucho,
    gracias por estos mensajes tan utiles
    :aplausos::aplausos::aplausos:
  • #3 por morzillo el 29/07/2009
    No existe el buen profesor, sino el buen alumno.

    Te pueden enseñar lo que sea, pero si ni no lo aprendes, es en vano.

    Gracias por la dedicación.
  • Ban
    #4 por peter anderson el 08/08/2009
    ------------
  • #5 por keseto el 09/09/2009
    Primero de todo decir que me gusta mucho lo que escribes, siempre le hace pensar a uno...
    Precisamente hace poco estuve buscando profesor de guitarra eléctrica ya que yo durante mucho tiempo toqué guitarra clásica hasta que empecé a trabajar, y me apetecía cambiar de aires. Estoy limitado en horario, sólo puede ser en sábado, y encontré uno cerca de mi casa que decia que daba clases de todos los estilos y la primera clase gratis. Pues me dio una clase de media hora explicándome todas las escalas que me iba a enseñar, ni cogio su guitarra, ni me preguntó qué quería tocar ni cual era mi inquietud. Sólo sé de él que es italiano y que estudió allí jazz (eso dice). Puede que sea tenga muy buena técnica, pero como profesor...

    Lo que vengo a decir, después de mucho divagar, es que si te apuntas a clases de música, según mi experiencia, necesitas a alguien que potencie tu motivación y le guste dar clases, porque como dice Esperanza, hay muchos de esos que después de una clase se te quitan las ganas de aprender (por depresión, si es uno de esos de mira que bien toco, o porque lo ves aburrido).
    Por cierto, sigo buscando profe en barna, por si alguien quiere o sabe de alguien...
    Saludos!
  • #6 por deanfran el 10/01/2010
    mi profesor de guitarra es muy bueno te lo recomendaria
    es uno de los mejores y adenás de que lo explica todo muy bien, te ayuda siempre en lo que necesites pero nunca necesitamos ayuda, ya que siempre sabemos lo que debemos hacer en cada momento...
    Saludos